Quantcast

Messenger, Tuenti, Fotolog y otras redes sociales que cambiaron Internet antes de morir

En los inicios de Internet casi todo estaba por hacerse, por descubrir. A sus primeros usuarios, de hecho, ni se les pasaba por la cabeza pensar que en apenas un cuarto de siglo se convertiría en un elemento central de sus vidas. Con las redes sociales ha pasado tres cuartos de lo mismo. Para que existieran las que actualmente usamos, otras como Messenger, Tuenti o Fotolog tuvieron que abrir el camino.

Hoy en día cuando alguien asegura que no tiene una red social lo miramos con extrañeza. Según los últimos datos de DataReportal, más de 2.700 millones de personas usan Facebook en todo el planeta, más de 2.291 millones Youtube y unos 2.000 Whatsapp. De todos ellos, ¿qué porcentaje habrá usado alguna vez las redes sociales ‘vintage’ de las que hablamos? ¿Sentir nostalgia de haber usado estos servicios es hacerse viejo? Vamos a echarle un vistazo a algunos de los programas más míticos y usados del internet adolescente de principios del siglo XXI, a ver si lo comprobamos.

MYSPACE, LA RED SOCIAL PARA LOS FRIKIS DE LA MÚSICA

Si bien MySpace es la única red social de la lista que todavía no ha fallecido, desde hace años se le puede considerar un muerto viviente. Y eso que en 2006 la página tuvo más visitas que Google en los EEUU. Era una red social ideada, principalmente, para la difusión de música y para interaccionar con otros aficionados a ella.

En esta plataforma, que dio a conocer a artistas como Kate Nash, Adele o los Artic Monkeys, se almacenaron más de 50 millones de canciones y 14 de videoclips. Pero MySpace, como la mayoría de productos en internet, fue perdiendo atractivo con el paso del tiempo hasta caducar. Que la compañía anunciase que había perdido todo el contenido almacenado en la red social fue su sentencia de muerte, aunque varias veces haya cambiado su espíritu e interfaz para intentar sobrevivir. Ahora es prácticamente un cadáver más, como los del Messenger o el Fotolog.

Myspace, otra red social que sucumbió como el Messenger.