Quantcast

Diciembre en Tepic: la chef Sara Herrera presenta seis platos típicos de la Navidad mexicana

  • El restaurante Tepic, referente de la cocina mexicana contemporánea en Madrid, se viste de fiesta: durante todo el mes de diciembre, ofrecerá varios platillos navideños, que irán cambiando semanalmente.
  • Se trata de recetas con gran tradición en el país por estas fechas: cerdo adobado con ensalada de manzana, bacalao a la veracruzana, tamales (salados y dulces), pozole, atoles y buñuelos.

Llega la Navidad al restaurante Tepic, ubicado en la calle Ayala y posicionado como uno de los templos de la cocina mexicana actual en Madrid. Este año, su chef, la joven poblana Sara Herrera, ha seleccionado seis platos tradicionales que no faltan en las celebraciones del país. Se ofrecerán durante todo el mes de diciembre en almuerzos y cenas en el local y en la terraza –no se incluyen en el servicio de delivery– e irán rotando como sugerencia en la carta: cada semana se propondrá uno o dos de ellos.

Mexico
Tepic

Para empezar, Sara preparará un bocadillo de bacalao a la veracruzana (11 €, dos unidades): una receta de origen histórico español y muy habitual en las cenas de Nochebuena y Nochevieja del centro de México. Se emplea bacalao salado, que se desala durante toda la noche y se cocina a fuego lento con tomate, almendras, cebolla, aceite de oliva, alcaparras y aceitunas. El resultado se presenta en una telera –pan blanco de harina de trigo, con corteza, similar a la baguette pero más pequeño–, a la manera de nuestros bocadillos.

Pierna de cerdo adobada

En las mesas familiares tampoco suele faltar la pierna de cerdo adobada (20 €), que se prepara lentamente al horno a baja temperatura. En Tepic, se presentará con una salsa de chiles –no excesivamente picante– y acompañada con una ensalada navideña de manzana, que lleva manzanas de la variedad Golden Smith, crema, pasas, nueces y piña. El secreto del plato está en el delicioso contraste entre el salado de la carne adobada y el dulce de la ensalada de frutas.

mexico
Tepic

Otra receta muy arraigada que podrá probarse en Tepic serán los tamales (5 €), masa de maíz con diferentes rellenos que se envuelve en una hoja de maíz. Irán cambiando, según el día, alternando entre versiones saladas (como el tamal de flor de calabaza con queso, el de frijoles o el de cochinita pibil) y dulces (como el de chocolate oaxaqueño relleno de crema pastelera). También es un clásico de la gastronomía navideña mexicana el pozole (17 €), guiso hecho a base de carne de cerdo y maíz, acompañado de una tostada de maíz frita y crujiente y con una guarnición de lechuga, orégano, cebolla y lima para que el comensal se añada a su gusto. Sara lo preparará blanco y rojo: el primero no pica y, el segundo, ligeramente, ya que se elabora con chile guajillo.

Es una oportunidad perfecta para probar en Tepic el atole (3 €), una bebida caliente con la que en México se acompaña el postre o se terminan las comidas en los meses de frío. Se ofrecerá de maíz y de frutas (de guayaba, de cajeta, etc.). Y, como postre, los tradicionales buñuelos en versión navideña: con sirope de piloncillo (panela) y canela (6,50 €).

Distintivo Bib Gourmand

Abierto en 2008 en Chueca y trasladado hace tres años a la calle Ayala, en el barrio de Salamanca, Tepic se ha posicionado como un referente de la cocina tradicional mexicana en la capital gracias al trabajo de la joven chef mexicana Sara Herrera, oriunda del estado de Puebla, quien comanda los fogones del restaurante desde 2017.

México
Tepic

Con una sólida trayectoria profesional a su espalda, tanto en su país de origen como en Nueva York (donde trabajó en The Mark, a las órdenes del chef Jean Georges, y en Casa Enrique, el único restaurante mexicano con una estrella Michelin en EE.UU) y España (donde realizó un stage en el biestrellado cacereño Atrio), Sara defiende en Tepic su particular visión de la gastronomía de raíces, basada en ingredientes auténticos, y la interpreta tal como la vivió de pequeña, sin fusiones ni desviaciones, siempre con un toque contemporáneo en el emplatado. Un estilo que le ha valido al restaurante el distintivo Bib Gourmand con el que la Guía Michelin reconoce a los restaurantes con la gastronomía de calidad a precios moderados.