Quantcast

Análisis Snowrunner – Circula por los caminos más difíciles del Mundo

Hay ciertos juegos que quizás en España no tienen un gran nombre pero en otros lugares del planeta tienen una gran comunidad seguidora y fanática. Juegos como Farm Simulator o este juego que nos ocupa hoy: SnowRunner. Esta es la nueva entrega de la saga de todocaminos cuyo anterior juego fue Mudrunner y que sigue estando al cargo el estudio Saber Interactive. En pleno confinamiento podremos dar unas vueltecitas por el campo gracias a los chicos de Koch Media, que nos traen el juego hasta nuestras consolas.

¿Y de qué trata Snowrunner? Nos ponemos a los mandos de un camión, furgoneta y otros vehículos y deberemos ir recorriendo un mapa que iremos descubriendo a medida que vamos avanzando por sus carreteras y caminos. Estos vehículos pesados están divididos en varias clases pero entre todos suman un total de 40 elementos incorporando a marcas tan famosas como Chevrolet, Caterpillar, etcétera.

Y algunos pensarán que conducir estos mastodontes sin más no tiene gracia. Al contrario, Tenemos más de 15 mapas que recorrer libremente dentro de tres zonas bien diferenciadas que incluyen todo tipo de terreno. Y es que en Snowrunner el terreno es el que nos lo va a poner difícil. Sin mucho esperar vamos a notar que la carretera por donde vamos se acaba y comienza un camino que de pronto está cortado por un lodazal, una encharcamiento o algo peor, una gran poza de barro. Lo bonito es notar cómo está conseguida la simulación al entrar en estos terrenos. Ojo, hemos dicho entrar, que no quiere decir que salgamos, al menos sin ayuda.

Por lo tanto por estos caminos del demonio deberemos meter todo tipo de vehículos, mejor si son de los que pueden viajar, ya que si metemos un camión de carretera en un lugar embarradísimo, no lo vamos a mover. Todo con el fin de hacer misiones, transportar cargamentos y realizar los encargos que se nos encomienden. Por ejemplo, la primera misión del juego es construir un puente, de tal manera que nos van a enseñar a manejar los vehículos y además nos tutorializan los procedimientos. Ir de A a B con un remolque, cargar e ir a C a dejar el cargamento.

No os preocupéis que no hay tiempos límites, tardaremos lo necesario. Contamos con gran cantidad de vehículos, remolques para comprar o alquilar. En cuanto a los terrenos, están realmente bien recreados y notamos como se meten las ruedas, nos quedamos sin tracción y atrapados, cómo el peso hace hundirse a los vehículos pesados y cómo con el cabestrante podremos sacar a la máquina enganchándola automáticamente a un árbol o a cualquier elemento resistente que aguante el tirón.

Quizás para los que lleguen nuevos a jugar van a notar que el control no es del todo fácil. El vehículo se mueve bastante libre y como decimos, al inicio es complicado hacerse con el control y nos vamos a ir de un lado al otro de la carretera hasta que comprendamos un poco el funcionamiento. Tampoco se aclara muy bien el cómo funciona el juego en sí, la mecánica. Tendremos que jugar para poder ir comprendiendo los conceptos de este divertido pero difícil juego.

Todo el juego es un desafío y está lleno de misiones por hacer y también de accesorios que poner y comprar a los vehículos como remolques de todo tipo, cadenas para los neumáticos para circular sobre terreno nevado y otro tipo de complementos que darán otro toque al vehículo en cuestión.

Y es que antes de iniciar una misión y un recorrido, deberemos pensar bien la ruta por la que circular, ya que a veces, como hemos dicho antes, vamos circulando por un terreno que parece despejado y nos podemos encontrar un imprevisto y tener que buscar un ruta alternativa. Y eso es lo divertido, el tener que planear cada movimiento para no quedarnos atrancados. Sin embargo el juego siempre nos va a dar la opción de volver al punto inicial y repensar la ruta.

Y también tenemos que destacar que este Snowrunner no es un juego solo para un jugador. Podemos compartir mapa de forma cooperativa con hasta tres jugadores más a través de Internet y realizar las misiones conjuntas, ayudar a nuestros compañeros y en definitiva, no sentirnos tan solos en los áridos, nevados o boscosos terrenos de este juego. Unos terrenos que van a ir ampliándose a lo largo de un tiempo con el nuevo contenido que los chicos de Saber van a ir sacando mediante pase de temporada y reinventando también la forma de jugar.

Gráficamente podemos decir que nos hemos quedado con a boca abierta por la forma en que las ruedas se marcan en el suelo, cómo va cambiando la meteorología y lo detallados que están realizados los vehículos. La superficie se deforma de forma muy realista, el ciclo de día y noche nos deja unas estampas y cambios de luz bastante impresionantes y todo se mueve con total soltura.

En cuanto al sonido ambiental aparte del motor del vehículo que estemos conduciendo, se entremezclan melodías de blues que amenizan los tránsitos y que al ser tranquilas, permiten que no te pongas tan nervioso si te enganchas dentro de un barrizal y no eres capaz de salir. Destacar que el juego viene traducido al español, algo que agradecemos para poder comprender lo que se nos va diciendo en pantalla.

Snowrunner es un simulador de camiones, grandes todoterrenos y vehículos pesados en superficies de lo más complicadas. Deberemos ir cumpliendo encargos, planeando las rutas, sacando a otros vehículos atascados tanto en el modo multijugador como en el modo de una sola persona y, en definitiva, metiéndonos hasta el cuello de barro pero sin mancharnos nada, ya que es de forma virtual, y eso es divertido, sobre todo porque luego no hay que lavar ni la ropa ni el coche. Saber Interactive y Koch Media nos traen una nueva entrega de esta saga con este Snowrunner que es muy divertido y que si no conocéis, os animamos a probar porque no os va a defraudar.