Quantcast

Seis investigados por vender botellas falsas con ingresos de 20 millones

El Juzgado de Instrucción 3 de Reus (Tarragona) investiga a seis personas por presuntamente usar un grupo de cinco empresas para producir, embotellar y distribuir vino etiquetado falsamente con las Denominaciones de Origen (DO) Priorat, Terra Alta, Montsant, Tarragona y Cataluña.

En un auto consultado por Europa Press, el juez cita a los seis investigados por presunta estafa, publicidad engañosa, falsedad documental y delito contra la propiedad industrial para interrogarles los días 21 y 22 de septiembre, y también investiga a las cinco empresas con las que todos están vinculados y que usaban para las distintas etapas de producción, embotellado y distribución.

La investigación empezó en verano del año pasado con una denuncia conjunta de los Consejos Reguladores de las DO Priorat, Montsant y Terra Alta, y el juez ha constatado que el presunto fraude de este grupo empresarial, el Grupo Reserva de la Tierra, «puede llegar a alterar el normal funcionamiento del mercado» por sus dimensiones y los bajos precios a los que vende en comparación con los vinos regulados.

Los Mossos d’Esquadra, que han investigado el caso, han encontrado «claros indicios» de que este grupo de empresas –que comparten cargos directivos e instalaciones y tienen el mismo domicilio social– han comercializado de forma fraudulenta botellas de vino como si fueran de estas DO pero que en realidad son de procedencia y calidad desconocida y no han sido calificados por los Consejos Reguladores.

Además de la falsa mención a la DO, en las etiquetas de los vinos investigados «se añaden características de envejecimiento falsas y menciones fraudulentas a concursos y medallas».

81 MILLONES DE ETIQUETAS FALSAS

Durante la investigación los Mossos d’Esquadra han registrado la empresa de adhesivos que proveía a los sospechosos, y han encontrado 81.454.307 distintivos de garantía falsos facturados a una de las empresas investigadas con datos de las cinco DO afectadas.

La investigación policial ha concluido que supuestamente las ventas de vinos fraudulentos de estas cinco DO suponen aproximadamente el 50% del total de vinos elaborados y comercializados por el Grupo Reserva de la Tierra, que es de entre 30 y 35 millones de botellas por año.

El juez ha constatado que entre 2019 y julio de 2021 el grupo empresarial vendió en total 40.050.902 botellas por un precio de 51.350.647 euros, generando un margen de 14.216.247 euros.

Según los cálculos de los Mossos este grupo empresarial ingresaba unos 20 millones de euros al año vendiendo estos vinos fraudulentos, aunque el juez apunta que «nunca se podrá calcular el prejuicio económico causado a los compradores de estos millones de botellas fraudulentas» porque la mayoría de víctimas del engaño no saben que lo han sido, y el poco dinero que ha gastado cada uno hace que prácticamente ninguno se decida a denunciar.

PROCEDENCIA DEL VINO Y AFECTACIÓN

El vino considerado fraudulento supone un 50% de las ventas del Grupo Reserva de la Tierra, que vende más de 30 millones de botellas al año.

La DO más afectada por cantidad de botellas es Terra Alta, con más de 10 millones de botellas fraudulentas al año, y en proporción a todo el vino calificado en la DO la más afectada es Tarragona, pues las botellas falsificadas suponen casi el triple de toda su producción.

En la DO del Priorat, el vino considerado fraudulento supone un 43,80% de la producción total y en la DO Cataluña un 2,33%, según las estimaciones de la investigación.