Quantcast

López Miras: «el Gobierno central vuelve a discriminar a Murcia en el fondo esencial para el itinerario del IMV»

El presidente del Ejecutivo regional, Fernando López Miras, ha criticado el último episodio de «discriminación» del Gobierno de Pedro Sánchez a la Comunidad de Murcia al dejar a la Región «sin acceder a un fondo que es esencial en el itinerario del Ingreso Mínimo Vital (IMV)».

López Miras ha contestado de esta forma al portavoz del Grupo Parlamentario Ciudadanos-Partido de la Ciudadanía, Francisco Álvarez, quien le ha preguntado en la sesión parlamentaria celebrada este miércoles por la tarde en la Asamblea por «cómo va a afectar a la situación de pobreza en la Región que el Gobierno haya dejado fuera de la financiación los proyectos piloto de itinerario de inserción previstos para el Ingreso Mínimo Vital».

En este sentido, López Miras ha lamentado este «nuevo episodio de sectarismo con el que Sánchez está acostumbrado a tratar a la Región». Sin embargo, ha aclarado que Sánchez y el PSRM «se equivocan si creen que a quien está maltratando es al Gobierno de la Región», ya que «lo están haciendo con el millón y medio de los ciudadanos que viven en la Región».

Ha reconocido que el Ingreso Mínimo Vital «fue anunciado a bombo y platillo por el afortunadamente olvidado Pablo Iglesias», pero ha lamentado que ese proyecto «se ha convertido en un auténtico desastre y ha evidenciado la incompetencia del Gobierno que lo puso en marcha».

Y es que ha señalado que solo «el 8% de los españoles» que viven por debajo del umbral de la pobreza lo acaba percibiendo y tres de cada cuatro solicitantes «no han conseguido beneficiarse» de las mismas. Así, ha señalado que más de 100.000 personas están «ahora mismo pendientes de que se resuelva su resolución».

«Esto es el Ingreso Mínimo Vital que anunció tanto el PSOE como Podemos, Sánchez e Iglesias, abrazándose, y que iba a terminar con aquellas personas en riesgo de exclusión social o bajo el umbral de la pobreza», ha señalado.

Ha recordado que el Gobierno de España se puso en contacto con el Ejecutivo regional a finales de abril y en una reunión posterior, el 13 de julio, planteó a la Comunidad la posibilidad de un convenio para desarrollar hasta finales de 2023 y poner en marcha un proyecto piloto de inserción con una horquilla de entre 5 y 10 millones de euros.

«El Ministerio no dio más información, ni remitió el modelo de convenio a suscribir, ni comunicó absolutamente nada», según el presidente murciano, quien ha recordado que la Vicepresidencia del Gobierno regional procedió a la posibilidad de implementar un proyecto piloto para ponerlo en marcha precisamente con esos fondos., «Pero de pronto, sin motivo alguno, el Ministerio dejó de responder», ha aseverado.

Así, ha señalado que «sin ninguna comunicación previa, el 27 de octubre se publicó el Real Decreto que regulaba la concesión directa precisamente de subvenciones a determinadas comunidades». Preveía, añade, «110 millones de euros que se repartieron de forma sectaria a los de siempre: las comunidades gobernadas por el PSOE o por sus socios», según López Miras.

«Una vez que el PSOE ha dado la espalda a la Región y a las personas en situación de vulnerabilidad, les diré que tienen a su lado al Gobierno de la Región y a la Vicepresidencia que destina cada día un millón y medio de euros para ayudar a los que más lo necesitan», ha señalado.

«ENÉSIMA DISCRIMINACIÓN»

En su intervención, Álvarez ha lamentado que, una vez más y «muy a su pesar» se ha visto en la obligación de preguntar por la «enésima discriminación» a la que la Región se ve sometida por el Gobierno de España. Ha recordado que el Ingreso Mínimo Vital fue anunciado «a bombo y platillo» por el Gobierno de Sánchez, pero «resulta que apenas el 8% de los españoles que viven por debajo del umbral de la pobreza lo acaba percibiendo».

Lo ha achacado «a los trámites a cumplimentar, la presión sobre los servicios locales, el colapso existente y los requisitos que hay que cumplir», entre otras cosas. «Para parchearlo», ha recordado que el Gobierno de Sánchez aprobó un Real Decreto para la regulación de subvenciones para proyectos de inserción social con más de 109 millones.

El criterio para su asignación, según Álvarez, ha sido el de «premiar las comunidades autónomas fines y a castigar a las que, según ellos, han votado mal como la nuestra».

«Esto resta las posibilidades de los beneficiarios del IMV, que permanecen en situación de desventaja social», según Álvarez, quien ha asegurado que estará vigilante para denunciar este «trato discriminatorio las veces que haga falta».