Quantcast

Entra en vigor la orden en Euskadi que insta a «suspender o posponer» actividades en municipios con alta incidencia

La orden del Gobierno Vasco que insta a los municipios con una tasa de incidencia de covid superior a los 150 casos por 100.000 habitantes a «suspender o posponer temporalmente» las actividades en las que no se pueda garantizar el cumplimiento de las medidas preventivas frente al coronavirus ha entrado en vigor este miércoles, tras su publicación en el Boletín Oficial del País Vasco (BOPV).

La orden recoge las medidas anunciadas este pasado martes por la consejera de Salud, Gotzone Sagardui, frente al incremento del número de contagios por covid que se viene registrando en las últimas semanas en Euskadi, que ha situado la tasa de incidencia acumulada en 14 días en 196 casos por 100.000 habitantes.

Las medidas incluidas en esta nueva norma, que complementa una orden anterior del 6 de octubre en la que se levantaron la mayor parte de las medidas preventivas frente a la covid, serán de aplicación en aquellos municipios vascos en los que la incidencia acumulada es superior a los 150 casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días.

La web del Departamento de Salud divulgará dos veces por semana la relación de las tasas por municipio, en función de la cual se determinará qué localidades se ven afectadas por la orden.

Los municipios deberán de informar a la ciudadanía de la situación de la localidad y difundir las medidas preventivas que deben seguirse mientras se mantenga la situación de alta transmisión.

«RESPETO A LAS COMPETENCIAS»

Además de mantener las medidas que no se retiraron el pasado 6 de octubre (como el uso obligatorio de la mascarilla en interiores y en exteriores cuando no se pueda mantener la distancia de seguridad), la nueva orden establece otras directrices adicionales, «dentro del necesario respeto a las competencias de otras administraciones públicas y a las medidas que, en el ejercicio de tales competencias, estas adopten».

De esa forma, determina «suspender o posponer temporalmente, mientras se mantenga el municipio en situación de incidencia superior a los 150 casos por 100.000 habitantes, la celebración de todas aquellas actividades, independientemente de su ámbito, en las que las autoridades municipales prevean que no se pueda garantizar el cumplimiento de las medidas preventivas previstas en el anexo de la Orden de 6 de octubre de 2021».

En la orden publicada este miércoles se precisa que «los eventos o actividades en los que resulta más difícil garantizar el cumplimiento de las medidas preventivas básicas, especialmente el uso de la mascarilla, son aquellos en los que se contemple la ingesta de comidas o bebidas».

REFUERZO DE LA SEGURIDAD

En aquellos eventos que se organicen manteniendo las medidas preventivas, tanto en espacios interiores como al aire libre, el Gobierno Vasco indica que «conviene reforzar medidas de distanciamiento que eviten aglomeraciones y promuevan la dispersión del público».

De esa forma, indica que en estos casos «se procurará» aumentar el espacio destinado al público en aquellos lugares donde se prevean concentraciones; establecer pasillos de tránsito para facilitar el flujo ordenado de personas; y delimitar los espacios destinados a la venta y consumo de alimentos y bebidas.

Asimismo, señala que «cuando sea posible, se procurará organizar las actividades en el exterior», dado que –según recuerda– «las actividades al aire libre son las más seguras», puesto que «el riesgo de contraer o transmitir la COVID-19 es mayor en espacios cerrados y con mucha gente».

En lo que respecta al control de las medidas y el régimen sancionador, la orden aclara que resultará de aplicación lo recogido en la Orden de 6 de octubre de 2021.

La norma publicada este miércoles incluye un anexo de ‘Directrices dirigidas a la ciudadanía de municipios con elevada transmisión de covid-19’.

DIRECTRICES Y RECOMENDACIONES

En este anexo se indica que en las localidades que se encuentren en esta situación, «además de las medidas preventivas generales, se precisa tomar medidas adicionales para reducir la transmisión» de la covid.

En el anexo se recuerda que «vacunarse es la mejor protección», ya que «se ha demostrado que las personas vacunadas que se contagian tienen síntomas más leves, y que se reducen los casos de hospitalización y de muerte».

Además, recuerda que el uso de mascarilla es obligatorio «siempre» en espacios interiores de uso público, y en espacios al aire libre cuando no se pueda mantener una distancia interpersonal de un metro y medio. También se señala que en establecimientos y servicios de hostelería y restauración, el uso de la mascarilla es obligatorio, salvo en el momento de la ingesta de alimentos o bebidas.

Por otra parte, se insiste en la conveniencia de la higiene frecuente de manos con agua y jabón o con soluciones hidroalcohólicas, así como en la importancia de la ventilación de espacios interiores, algo especialmente relevante «cuando se tienen reuniones en espacios interiores con personas con las que no se convive».

ENCUENTROS SOCIALES EN EL EXTERIOR

El Departamento de Salud recomienda que los encuentros sociales sean en el exterior y que, en el caso de que sea imposible, se trate de «posponer» dichos encuentros. En el caso de que, pese a estas recomendaciones, se realicen encuentros sociales en interiores, el Gobierno insta a «asegurar la ventilación y el uso correcto de la mascarilla».

Otras de las directrices incluidas en este anexo son evitar las aglomeraciones de personas y que las personas con síntomas compatibles de covid-19 (fiebre, tos, dificultad respiratoria) o que sospechen haber tenido contacto estrecho de un caso positivo, «no deben participar en ninguna actividad ni evento social».

Estas personas –añade la orden– «deberán aislarse, utilizar mascarilla quirúrgica y contactar con los servicios de salud y seguir sus indicaciones». Ante la aparición de síntomas compatibles con covid-19, se insta a contactar con un centro sanitario o al Consejo Sanitario en el teléfono 900203050.

El Departamento de Salud recuerda, asimismo, que el riesgo de contraer o transmitir el virus «aunque en menor grado, sigue existiendo incluso teniendo la pauta completa de vacunación». Por ese motivo, afirma que resulta «fundamental» que aun estando vacunado, se siga todas estas pautas preventivas