Quantcast

Desguace El Poyo compra tu coche siniestrado

Seguramente tengas un amigo o familiar que desafortunadamente ha siniestrado su coche. Cuando estos infortunios ocurren, son muchos los usuarios que se preguntan qué hacer con el vehículo después del accidente, debido al arduo proceso de reparación del coche y el impacto económico que este supone para la marca o conductor. Un automóvil se considera ‘siniestro’ cuando experimenta un accidente de magnitud suficiente responsable de afectar drásticamente el rendimiento del coche. De esta manera, un vehículo siniestrado será aquel automóvil cuyo importe de reparación es mucho mayor que el valor del vehículo.

Esta situación supone un dolor de cabeza para la mayoría de los conductores que han experimentado esta tesitura, donde las preguntas ‘¿Y ahora qué hago con mi coche?’ y ‘¿Cuánto vale realmente este coche?’ son protagonistas en las mentes de los usuarios. Normalmente, en desguaces y subastas se indican los daños que tiene el coche con exactitud, y eso permite medir de forma coherente (junto a los kilómetros del vehículo), si compensa o no adquirirlo. En empresas de compra de coches siniestrados y averiados se encargarán de tu coche a cambio de un precio justo, sin importar si está siniestro completa o parcialmente.

Cuando un coche es siniestrado, algunas veces no compensa lo que el seguro otorga con base en el precio venal del vehículo. Tanto en desguaces, subastas como en el mercado de ocasión existen multitud de coches siniestrados o averiados. Sus precios son, generalmente, bajos, dependiendo de los daños. Se pueden encontrar vehículos con daños por un 30 % de su precio original. Si además te gusta la mecánica, ver renacer un automóvil con trabajo y esfuerzo, pues es una de las mejores sensaciones para los amantes del motor.

En esos casos hay vehículos que por su volumen de unidades en España, son muy valiosos como recambios o para talleres que los pueden usar en cuanto a competición. Sin embargo, no mucha gente procede a quedarse con un coche siniestrado que pueda reparar debido a la inversión económica y temporal que esto supone, por lo que las empresas de compra de coches siniestrados se convierten en una solución más que interesante para el usuario conductor.

Empresas de esta índole son líderes gracias a su compromiso con el cliente, a través de un servicio de evaluación gratuito y sin compromiso. Si quieres saber más sobre la compra de coches siniestrados, a continuación te dejamos una lista de las ventajas que presenta dejar tu vehículo en manos de especialistas.

¿Por qué vender un coche siniestrado a desguaces especializados?

Cuando sufres un accidente y tu coche presenta la condición de siniestro, son tres las opciones que vienen a la mente del conductor de manera usual. La primera es ir a un desguace e intentar vender tu coche por piezas. Sin embargo, normativas como la Ley de Recambios (la cual indica que tu coche solo podrá ser vendido por piezas en un Centro Autorizado de Tratamiento) pueden convertirse en una traba en este proceso.

La segunda alternativa es acudir a un concesionario, pues algunos fabricantes podrían estar interesados en tu vehículo siempre y cuando la reparación no sea muy ardua. Por último, desde hace unos años la compra y venta de coches siniestrados en desguaces se ha convertido en la opción más interesante para aquellos conductores que han sufrido un accidente y están interesados en despedirse de su coche para siempre.

Teniendo como base que te has inclinado por la última opción, deberás ser consciente de que lo más importante, tras una primera inspección y cálculos de tasación, es tener en cuenta que se necesitará una grúa para el transporte del vehículo siniestro y proceder a su respectiva baja. Tras esto, será genial disponer de un taller de mucha confianza, ya que vender uno de estos vehículos a un taller especializado puede tener serios beneficios para ambas partes, pues en primera instancia, la negociación suele ser más personal y cercana.

Con esto también se ayuda a los talleres locales a nivel económico, ya que suelen estar necesitados de muchos recambios de manera inmediata y así también se reutiliza gran parte de la mecánica. El secreto está en encontrar este tipo de talleres, que suelen estar en la órbita de grandes ciudades y que suelen ser conocidos en redes sociales.

Aunque la clave es conocer tu coche, su mecánica y precios de mercado para poder comparar ofertas y tener muy claro las piezas aprovechables del mismo tras un fallo grave o un accidente, son muchos los talleres y desguaces que se aprovechan del desconocimiento del usuario conductor en la tasación el vehículo, por lo que Desguaces El Poyo quiere hacer frente a estos comportamiento aportando entre un 20 y un 40 % de mejora en el precio de otros desguaces, además de encargarse de todos los trámites legales.

Otro aspecto a tener en cuenta es, desafortunadamente, la evaluación previo pago con un compromiso de adquisición y el abandono de los trámites burocráticos a la cuenta del cliente. No todos los desguaces y talleres se muestran comprometidos con el cliente a la hora de evaluar y tasar el vehículo. Esto supone un problema para el usuario conductor, ya que puede resultar estafado o no exprimir al máximo el valor económico de su vehículo.

Sin embargo, tal y como hemos adelantado previamente, Desguaces El Poyo es líder en el ámbito de la compra de coches siniestrados, ofreciendo una tasación máxima para tu vehículo y simplificando significativamente el proceso, pues se encargan personalmente de los trámites y burocracia que rodee a tu coche siniestrado. Entre su abanico de posibilidades encontramos vehículos siniestrados, averiados y financiados, por lo que allí encontraras la mejor solución para tu automóvil, de manera justa y honesta para ambas partes.

A día de hoy, se trata de la mejor alternativa para dar una segunda vida a tu vehículo. En definitiva, si has sufrido un accidente y tu coche ha quedado en mal estado, no te preocupes, son muchos los talleres dispuestos a aportar una solución para tu vehículo y podrás curarte en salud gracias a una tasación acorde con el valor real del vehículo.