Quantcast

Castilla y León aplaza nuevas medidas pese a «preocupante» situación

El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León ha decidido este jueves aplazar la adopción de nuevas medidas restrictivas ante esta quinta ola de Covid-19 pese a que, como ha reconocido el vicepresidente y portavoz, Francisco Igea, se ha registrado un «repunte» de ingresos y se vive una situación «preocupante».

No obstante, Igea ha informado de que se ha acordado la creación de un nuevo grupo de trabajo liderado por el consejero de Fomento, Juan Carlos Suárez-Quiñones, y la consejera de Sanidad, Verónica Casado, y formado por técnicos en salud pública y Protección Civil para analizar las acciones que, dentro del marco legal, la Comunidad puede poner en marcha y que sean «eficaces».

El vicepresidente ha explicado que la situación actual de la pandemia, con un nivel de contagios que afecta sobre todo al colectivo de jóvenes y el avance la vacunación, hace que las medidas restrictivas que se adoptaron en otros momentos de esta crisis sanitaria tengan ahora una «dudosa eficacia».

Así, el grupo creado este jueves mantendrá su primera reunión en las próximas horas con el fin de adoptar medidas de forma urgente, no obstante, como ha recordado Igea, las acciones que propongan deberán se aprobadas en un Consejo de Gobierno, una convocatoria que debe ser realizada por el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco.

«No puedo ocultar a la población nuestra preocupación tanto por la evolución de la incidencia como por el número creciente de pacientes ingresados», ha señalado el vicepresidente, quien ha recordado que el pasado jueves se adoptaron medidas referentes al ocio nocturno para cuya evaluación aún no han pasado los 14 días pertinentes.

Ante esta situación, Francisco Igea ha lanzado un llamamiento a la población con el fin de que mantengan el mayor nivel de «responsabilidad». «Pedimos que nos ayuden a combatir esta situación, es verdad que la política no está dando las respuestas que exige la situación», ha reconocido el vicepresidente.

Así, ha señalado que hasta que se adopten nuevas medidas la Junta seguirá con su trabajo de rastreo de positivos, cribado y vacunación, ya que se ha demostrado «altamente eficaz». Además, ha asegurado que hay acciones que la Junta sí puede adoptar, aunque ha insistido en la importancia de analizar si son «eficaces» o «no» con el objetivo de «no perjudicar» a ningún sector, argumento que ha utilizado para explicar que no se adopten las acciones incluidas en el semáforo.

«Las circunstancias cambian, la vacunación ha hecho que afecte a dónde está la incidencia, la tipología de los casos es diferente, tenemos que justificar las medidas de acuerdo al nivel de riesgo», ha explicado Igea, quien ha añadido que: «La situación es diferente, compleja, no tenemos herramientas y es difícil de explicar».

En cuanto a la puesta en marcha de medidas tomadas en otras autonomías como PCR en ocio nocturno o salas de cine, el vicepresidente ha reconocido que la Atención Primaria está «sobrecargada». «Me costaría explicar a los equipos de Atención Primaria que necesitamos más PCR para que la gente pueda salir al ocio nocturno», ha zanjado.

Por último ha reconocido que si se hubiera vivido esta quinta ola sin las vacunas sería el «Apocalipsis». «Hay motivos para la esperanza, la campaña de vacunación funciona, el escape vacunal es muy bajo, sólo necesitamos que lleguen las dosis para poder acabar con esto. Creo que nos queda poco y eso depende capacidad mantener ritmo de vacunación», ha concluido.