Quantcast

Chatbots inclusivos para turistas ‘analógicos’ o con discapacidad visual

Viajar, descubrir nuevas ciudades o espacios representa una de las formas de ocio más atractiva. El turismo inclusivo es el objetivo de la actividad de Sayobo, que desarrolla chatbots diseñados para viajeros ‘analógicos’ o con escaso contacto tecnológico y para personas con alguna discapacidad visual. Porque digitalizar el mundo permite hacerlo mucho más asequible, gracias a la tecnología de SemanticBots, acceder a la información para planificar y disfrutar de las vacaciones es una oportunidad al alcance de todos.

Sayobo y sus diferentes chatbots usan la tecnología predictiva y el Big Data como base de su funcionamiento, de forma que han conseguido crear una oferta más inclusiva para que personas con discapacidades visuales o personas mayores alejadas de las tecnologías puedan disfrutar de todas posibilidades que ofrece España a los turistas.

La accesibilidad digital es fundamental y la Inteligencia Artificial (IA) y el Big Data lo hacen posible. SemanticBots es una spin-off de base tecnológica de Castellón formada por profesores e investigadores del grupo Temporal Knowledge Bases Group (TKBG) de la Universitat Jaume I, que han creado varios de estos chatbots inclusivos que acercan las plataformas turísticas a un público con necesidades especiales, para que así más gente pueda disfrutar del turismo.

Sayobo, a través de su plataforma de chatbots permite conocer la oferta de actividades, productos y servicios turísticos de los municipios españoles. Esta aplicación se asemeja al fichaje de una suerte de ‘compañero tecnológico’ en las oficinas de turismo: ayuda a atender a un mayor número de turistas a la vez, durante 24 horas al día y en su idioma.

“Al tratarse de una herramienta desarrollada con IA, va aprendiendo a medida que va interaccionando con los usuarios, incrementado su base de conocimiento y respuestas, adaptándose a ellos”, explica Hugo A. Ferrer, CEO de Sayobo. Esta adaptación facilitada por el chatbot “permite que los municipios puedan mejorar la calidad y diversidad de su oferta turística, mediante el uso del Big Data”, concluye.

TECNOLOGÍAS INCLUSIVAS PARA DESTINOS INTELIGENTES

La aplicación de tecnologías inclusivas es vital para consolidarse como Destino Turístico Inteligente. Además, “esto permite a los municipios avanzar hacia el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas, que son trascendentales para el desarrollo sostenible de las regiones, tanto ética, social, medioambiental y como económicamente”, añade Ferrer.

La iniciativa ha contado con la colaboración del Instituto Valenciano de Tecnologías Turísticas (Invattur), y en Santa Pola, Vinarós y Morella, gracias al trabajo con las concejalías de turismo se han desarrollado tres chatbots, Paula, Joana e Ivana respectivamente. “Estos sistemas ya están dando un gran resultado, tanto para los turistas como para los propios municipios”, explica el directivo.

Sayobo se pudo crear gracias a la aplicación de criterios de RRI (Investigación e Innovación Responsable), que se incluyeron en el desarrollo de la plataforma inicial. El equipo interno decidió comenzar una investigación acerca de qué soluciones y herramientas estaban a la disposición de las personas con discapacidades visuales cuando buscan información o realizan gestiones a través de los canales digitales de empresas e instituciones.

Durante esa investigación se pudieron conocer, de primera mano, los problemas a los que se enfrentan a diario las personas con discapacidad visual gracias a la colaboración y los conocimientos aportados tanto por profesores de tiflotecnología de ONCE Castellón y Valencia, así como de personas con discapacidades visuales de Castellón, Valencia y Gandía. “La colaboración de estas personas fue fundamental para poder realizar las adaptaciones especificas en la interfaz del sistema para hacerlo más inclusivo”, concluye.

La Organización Mundial del Turismo, la Secretaria de Estado de Turismo y las asociaciones de personas con discapacidades demandan acciones que contribuyan a un turismo cada vez más inclusivo.