Quantcast

Campo insta a ERC a condenar la violencia en las manifestaciones por Hasèl

El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, ha instado este miércoles en el Congreso de los Diputados a ERC a condenar la violencia desatada en el marco de las manifestaciones contra la detención y entrada en prisión del rapero Pablo Hasèl, al tiempo que ha reivindicado que la libertad de expresión en España está «plenamente garantizada».

«He echado en falta en su intervención dos palabras: rechazo y condena. Rechazo de la violencia y condena de los disturbios que estamos presenciando», ha dicho Campo a la diputada de ERC Montserrat Bassa, en el marco de la sesión de control al Gobierno en la Cámara Baja.

Bassa se ha dirigido a Campo para preguntar si el Ejecutivo considera que el derecho a la libertad de expresión está garantizado en España, a lo que el titular de Justicia ha contestado sin dudar: «Está plenamente garantizado».

Además, ha pedido a la parlamentaria independentista que «no confundan» sobre cómo defender la libertad de expresión, para subrayar «una cosa que deberíamos tener todos muy clara» y es que «la violencia no es un mecanismo para reclamar derechos, la violencia lo único que hace es destrozar la sociedad y la convivencia».

«No se defiende la libertad de expresión quemando contenedores, no se defiende la libertad de expresión saqueando tiendas, no se defiende la libertad de expresión destrozando las puertas de periódicos», ha enfatizado, en alusión a los altercados en Barcelona.

«MÁS MONÁRQUICOS QUE DEMÓCRATAS»

Bassa ha denunciado en su intervención que, «por muy ofensivo que les pueda parecer a los súbditos que ayer les rendían homenaje y pleitesía, ‘Los Borbones son unos ladrones’ y por decir esa evidencia un rapero acaba de ser condenado y otro, también condenado, está en el exilio», en referencia a Hasèl y Valtonyc.

Ademas, ha reprochado a Campo que «si hay gente condenada por el delito de injurias a la Corona es porque el PSOE ha votado reiteradamente en contra de la proposición de ley de ERC para la derogación de este delito». «No son los tribunales sino que han sido ustedes quienes han condenado a Hasèl y Valtonyc», ha acusado.

No obstante, a las «decenas los artistas y tuiteros perseguidos judicialmente» que –según Bassa– hay en España, ella ha sumado a Jordi Cuxart y Jordi Sánchez, condenados por el ‘procès’, pero a los que se ha referido como «los líderes de las organizaciones sociales más importantes en Cataluña» encarcelados por «organizar manifestaciones».

Con todo, Bassa ha espetado a Campo que «en su España solo tienen garantizado el derecho a la libertad de expresión los fascistas, aquellos que quieren fusilar a medio Estado y que insultan a judíos y musulmanes», para exponer que «no se trata solo de ser republicanos o monárquicos, se trata de ser demócratas».

«Eso es lo que ustedes consideran democracia plena, y luego se extrañan de que en Cataluña queramos la independencia y constituir una república», ha declarado, apostillando que «el problema es tener unos legisladores que son más monárquicos y nacionalistas que demócratas, una policía ideológica y fascista que persigue e incluso inventa pruebas contra la disidencia, y unos fiscales y jueces ideologizados y fascistas».

EL IMPERIO DE PALPATINE Y LOS ÚLTIMOS JEDI

El ministro ha replicado a la legisladora catalana que ha dibujado una imagen alejada de la realidad, para lo cual ha tirado de símil cinematográfico con la Guerra de las Galaxias. «Usted ha descrito un panorama más propio del Imperio de Palpatine y, por supuesto, ustedes son los últimos Jedi, pero ahí no nos van a encontrar», ha contestado.

Campo ha defendido «el amplio margen de libertad» que hay en España en su condición de «democracia plena», insistiendo en que se sitúa en el puesto 22º de las democracias más consolidadas que hay en el mundo, y resaltando que en el ámbito del respeto a los derechos civiles se posiciona por encima de «países que son referentes» como Italia o Francia.

Pese a ello, ha concedido que «las democracias se consolidan precisamente por la capacidad y generosidad de revisar los textos» y, ratificando lo declarado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, horas antes, ha reiterado que el Ejecutivo va a reformar el Código Penal para «encontrar el tono justo que nos permita un amplio ejercicio de libertad» pero dentro de los límites de la libertad de expresión.

A este respecto, el responsable del Ministerio de Justicia ha querido recordar que tanto el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) como el Tribunal Constitucional y el Tribunal Supremo han establecido que «los derechos fundamentales son muy amplios pero también tienen límites». «El límite está cuando entramos en los derechos de los terceros», ha concluido.