Quantcast

Casado ve insuficientes las nuevas ayudas a hostelería y turismo

El presidente del PP, Pablo Casado, considera insuficientes los 11.000 millones de euros en recursos adicionales para la hostelería, el turismo y el pequeño comercio anunciados este miércoles por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, pues, a su juicio, «se necesitan al menos 50.000 millones».

Así lo ha manifestado ante el Pleno del Congreso, tras la intervención del presidente del Ejecutivo, que ha comparecido para dar cuenta del vigente estado de alarma y de las actuaciones desarrolladas para hacer frente a la pandemia de Covid-19 y sus consecuencias, y en la sesión de control al Gobierno.

«Solo la hostelería ha pedido 12.500 millones para sobrevivir a la no Semana Santa y a la no vacunación a principios de verano», ha incidido Casado, destacando que las ayudas directas comprometidas por España a las empresas se quedan en el 3% del PIB frente al 7% de Alemania, e invitando al presidente a concretar su propuesta.

Así, le ha preguntado si ese fondo será a costa de quitas en los créditos avalados por el ICO lo que, ha incidido, aumentará la tensión al sector financiero, y ha reclamado que vaya en ayudas directas para evitar el cierre de empresas, un aumento del paro y una situación de «auténtica insostenibilidad de las finanzas públicas».

LE INVITA A PACTAR AHORA LAS REFORMAS Y NO RECORTES EN DOS AÑOS

Casado ha invitado durante todo el debate con Sánchez y la sesión de control a no demorar las reformas, recordando que España cuenta con un déficit estructural del 5% y deberá abordar un «ajuste anual» de 60.000 millones de euros. «El Banco de España está diciendo que ahora es cuando van a empezar los ajustes», ha dicho Casado, recordando que Zapatero retrasó los recortes «hasta que llegó la carta de Trichet» (entonces gobernador del BCE).

«No espere a entonces, porque será demasiado tarde», ha dicho el presidente del PP, invitándole a «flexibilizar la economía», a aprovechar los fondos europeos para aplicar una ‘mochila austriaca’ y hacer reformas para mejorar la competitividad «pero no de boquilla». «No sé a qué espera usted para hacerlas y qué oculta en España de esos planes que ya ha explicado en Bruselas. O miente aquí, o miente allí, pero lo acabaremos sabiendo pronto», ha advertido Casado.

Casado ha afeado a Sánchez que en el Gobierno «han fiado todo a la vacunación», cuyo proceso además «se ha complicado», pero también a «los fondos europeos que no están garantizados», porque, una vez se celebren las elecciones en Alemania, «la situación podría empeorar». Por ello, le ha invitado a «ir juntos» en el Plan de Recuperación. «Ahora es cuando se puede pactar», ha dicho, «sin tener que hacer estragos al Estado de bienestar», y asegurando que su partido «está dispuesto a mancharse».

«Pero es su responsabilidad, es usted el que no se quiere manchar, que niega la realidad, los cinco millones de parados y que niega que en Bruselas está acometiendo y planteando los recortes sociales que su partido hizo con usted sentado como diputado hace diez años», ha concluido.

SÁNCHEZ: «¿QUIERE QUE RECORTE O POLÍTICAS EXPANSIVAS?»

En su réplica en la sesión de control, el presidente del Gobierno ha lamentado no haberle «quedado claro» si el líder de la oposición buscaba recortes para abordar la deuda y el déficit o más gasto. «Me ocurre siempre con usted, ¿quiere que recorte o políticas expansivas y anticíclicas?», se ha preguntado.

Sánchez ha asegurado ser «consciente» de la situación de estos sectores y le ha instado a probar «otra estrategia» para «llegar a acuerdos con el Gobierno». «A lo mejor les va mejor», ha zanjado.

En el caso de las reformas, ha reconocido que el «desafío» del Gobierno «es el de cuadrar las cuentas públicas» ante «fallas» como el del modelo fiscal o las cuentas de la Seguridad Social y el sistema público de pensiones, y que ha planteado a la Comisión Europea un total de 170 reformas en seis años.

Estas reformas, ha enumerado el presidente, abarcan al sistema educativo, la transición ecológica, el sistema energético, la formación profesional o el mercado laboral, entre otros, y le ha pedido «unidad» ante un «horizonte de recuperación».

EL PRESIDENTE NO ACLARA SI HABRÁ AYUDAS DIRECTAS

Durante el debate, el presidente del Gobierno ha defendido la movilización de unos 200.000 millones de euros desde el inicio de la crisis desatada por la pandemia de Covid-19 y, por ello, ha criticado que Casado, tras el anuncio de los 11.000 millones más para estos negocios diga «que no, que lo que quiere son 50.000 millones».

«Es ahí donde pierde la credibilidad», le ha reprochado Sánchez, que además ha incidido en que «no dice de dónde lo saca» y que acompaña su propuesta diciendo que «hay que menos impuestos en las rentas altas». «Lo que está demostrando es falta de rigor», ha criticado.

Sin embargo, pese a la insistencia de varios portavoces parlamentarios durante el debate en el Congreso sobre cómo se articularán esos 11.000 millones de euros, si en ayudas directas en su integridad, o en financiación vía créditos, Sánchez no ha aclarado en su respuesta cómo los llevará a cabo.