Quantcast
viernes, 26 febrero 2021 6:47

El maquiavélico plan que tenía Víctor Font para destrozar al Barcelona

Víctor Font Manté, mejor conocido por todos en el ámbito deportivo como Víctor Font o en algunos casos simplemente como Font, precandidato y rival de Joan Laporta i Estruch y Antoni Freixa i Martí en las elecciones presidenciales del Fútbol Club Barcelona de la Primera División de España, una de las instituciones más llamativas en el mundo del balompié gracias a su lindo y característico estilo de juego, más influyentes que se ha podido ver en toda la historia de esta disciplina tan practicada a través de sus millones de fanáticos distribuidos en diversas partes del globo terráqueo y más ganadoras que se ha logrado presenciar en toda la existencia de la humanidad, que se llevarán a cabo el próximo 7 de marzo, las cuales decidirán el futuro del equipo blaugrana por medio de la victoria de uno de estos hombres, quien se sentará en el ‘Trono de Hierro’ que dejó vacante Josep Maria Bartomeu, anterior mandamás y seguramente uno de los peores que se ha visto en estos 121 años de fundación, se habría convertido en uno de los más grandes enemigos de toda la hinchada culé, tras filtrarse su maquiavélico plan para destrozar por completo al plantel del mítico Camp Nou, al que en vez de sacar del pozo de la muerte, lo lanzaría por completo y sin tantas complicaciones al oscuro y tenebroso abismo, dejándoles totalmente destruidos y sumergidos en la miseria a través de múltiples e impagables deudas y pérdidas sumamente altas y fundamentales para el sistema de juego catalán, el cual se ha enderezado de a poco por medio del trabajo hecho por el director técnico Ronald Koeman, uno de los hombres más emblemáticos y míticos de esa institución, quien es considerado como el defensa más goleador en toda la historia del fútbol, producto de sus 253 tantos en 535 compromisos disputados, el cual ha sido del agrado de una enorme parte de la nómina de jugadores, quienes han sentido la diferencia entre él y el proceso anterior, encabezado por Quique Setién.

“Hay tres pilares que deben implementarse de forma urgente: un plan de choque, poner en marcha el plan de crecimiento para los próximos seis años y complementar el talento que hay en el club con otros especialistas. Los primeros 100 días de gobierno serán claves, porque nos jugamos el futuro del club. Hay que refinanciar la deuda y reducir los gastos. Si no hiciéramos nada esta temporada perderíamos 200 millones de euros que se sumarían a los 97 que se perdieron en la anterior. Hay una parte en la reducción de los gastos, la posible plusvalía por la venta de jugadores, que depende del área deportiva. Con nuestro plan de choque estimamos que estaremos entre los 100 y 150 millones de pérdidas. Hay una partida de variables de bonus y pagos que están presupuestados pero no confirmados que podrían ser diferidos para darnos oxígeno. A parte de esto, no habría mucho más margen de maniobra en el corto plazo más allá del área deportiva. No pondremos nunca el criterio económico por delante del deportivo y con las decisiones deportivas hay que asegurar que podemos hacer frente a las necesidades financieras que tiene el club. La dirección deportiva nos dirá qué jugadores no son prioritarios para la temporada que viene y debe haber un trabajo para intentar ponerlos en el mercado. Dentro del plan de choque también hay la adecuación de la estructura de gastos a las previsiones de ingresos que tenemos para el curso que viene. Nuestra previsión es que esta temporada conseguiremos 620 millones de ingresos y la que viene, estimando que volverá un 75% de público al estadio, llegaremos a los 820 millones”, detalló Víctor Font en una entrevista concedida a EFE, la cual tenía como propósito exponer su supuesto plan de trabajo, en caso de ser electo presidente el venidero 7 de marzo en los comicios ante Joan Laporta i Estruch y Antoni Freixa i Martí.

A principios de la campaña para hacerse con la todopoderosa silla del conjunto cinco veces campeón del torneo internacional de clubes más importante de los cinco continentes, la Liga de Campeones de la UEFA, uno de los certámenes más prestigiosos, respetados y complejos que se ha podido ver en toda la existencia del balompié mundial, debido a que en él participan los mejores equipos y jugadores de Europa, quienes buscan desesperadamente alzarse con ‘La Orejona’, un trofeo que les permite ser catalogados como parte del mejor equipo de la temporada, significando esto un enorme cambio en sus carreras profesionales, ya que su valor de mercado subiría increíblemente y se volverían en los principales objetivos de los diversos planteles de renombre, obteniendo seguramente una buena cantidad de dinero, el precandidato oriundo de Granollers, la capital y ciudad más poblada de la comarca del Vallés Oriental, en la provincia de Barcelona, en la comunidad autónoma de Cataluña, España, había hecho incontables promesas, en las que daba nombres de peso para integrar al equipo de trabajo de su posible período presidencial, tales como Xavi Hernández, uno de los mejores mediocampistas que se ha presenciado en toda la historia del combinado blaugrana, y todo pintaba para ser un cuento de hadas, en el que los catalanes salían de la oscuridad para volver a la élite como uno de los rivales más poderosos del fútbol europeo, sin embargo, Víctor Font Manté no ha logrado convencer a la cantidad de personas necesarias con respecto a las estrategias que ha planteado sobre uno de los temas más relevantes de la actualidad azulgrana: la renovación o posible salida del extremo derecho estrella y capitán del equipo dirigido por Ronald Koeman, Lionel Andrés Messi Cuccittini, mejor conocido por todos en el ámbito deportivo como Leo Messi o en algunos casos simplemente como Messi, quien ha generado una enorme preocupación en todos y cada uno de los fanáticos de esta institución, debido a que la pérdida de manera gratuita del astro argentino podría terminar desembocando en una gigantesca catástrofe deportiva, ya que perderían al mejor jugador del mundo a coste cero al término de su contrato el próximo 30 de junio, el cual podría irse fácilmente al Manchester City Football Club de la Premier League de Inglaterra o al París Saint Germain Football Club de la Ligue 1 de Francia, firmes candidatos a complacerle en sus deseos económicos y, sobre todo, deportivos.

Laporta, Víctor Font y Freixa
Imagen referencial

“Nuestra aspiración de contar con Messi es estratégica. Y lo es tanto a corto o mediano plazo por ser el mejor jugador del mundo, como también a largo plazo. La asociación, como hemos contado siempre, Messi-Barsa o Barsa-Messi es estratégica. Con lo cual, escucharlo a él directamente decir que opina lo mismo y su ilusión es estar vinculado al Barsa a futuro, porque es su casa y quiere seguir viviendo aquí, es muy consistente con nuestros objetivos e ilusión. El convencimiento del proyecto que tenemos le va ser atractivo y vamos a poder retenerlo. Él no ha hablado con ningún precandidato. Cuando tengamos el plan de los 100 días de gobierno, una de las primeras cosas que tengo en la agenda es hablar con Leo. Nosotros diagnosticamos que esto podía pasar hace ya cuatro o cinco años. Es por eso que hemos estado trabajando durante estos años para tener un plan tanto en lo deportivo como en lo económico e institucional, para hacer frente a este gran reto que tiene el club. Y sobre todo para conseguir dos objetivos: mantener el club en mano de los socios y socias, además de seguir ganando en la Champions. Lo ha contado varias veces (Messi): lo más importante es tener el proyecto, más que pensar en un nombre de uno u otro jugador. Lo importante es que el proyecto fútbol exista y tenga coherencia, con los mejores los mejores trabajando. Que todo tenga mucha coherencia, que los que más saben sobre el estilo de juego que queremos impulsar en el Barsa y preservar, estén trabajando y tomando las decisiones. Que no pase lo que ha pasado siempre con el modelo que hasta la fecha ha perdurado, con directivos que han fichado jugadores aunque no tengan mucha idea”, expresó Víctor Font Manté sobre la situación que rodea a Lionel Messi.

Sin embargo, todas estas afirmaciones del candidato a las elecciones presidenciales del Fútbol Club Barcelona de la Primera División de España, Víctor Font Manté, rival a muerte de Joan Laporta i Estruch y Antoni Freixa i Martí, serían solo patrañas, debido a que su plan original y real sería acabar por completo con el combinado veintiséis veces monarca de LaLiga Santander, máxima categoría del balompié del país de piel de toro, a través de la salida del extremo derecho estrella, Lionel Messi, siendo uno de los tantos partidarios de su marcha en el pasado mercado de fichajes de verano, cuando el argentino pidió activar la cláusula de rescisión de su contrato, la cual le permite irse de manera unilateral al término de su vínculo con los blaugranas, significando esto el acto más terrible y desalentador que este empresario ha hecho, burlándose totalmente de los fanáticos culés, quienes anhelaban con ver al albiceleste defendiendo los colores azulgranas hasta el final de su etapa profesional.

¡Víctor Font Manté, enemigo de todos!