Quantcast

La Habitación Roja cumple 25 años

La Habitación Roja iniciará este fin de semana en Valencia la celebración de su 25 aniversario, una trayectoria vivida «para la música» y de la que sus componentes se muestran «orgullosos», tanto de su patrimonio como de su legado: «Le hemos dado a la música todo lo que teníamos y al final la música nos ha recompensado y nos lo ha devuelto con creces».

El grupo de l’Eliana (Valencia), formado por Jorge Martí, Pau Roca, José Marco y Marc Greenwood, ofrecerá los días 11 y 12 de diciembre dos conciertos sobre el escenario del Teatre Principal de València, en los que harán un repaso por toda su discografía, once álbumes publicados, con la idea inicial anunciada de interpretar 25 canciones, una por cada año de trayectoria, aunque se está terminando de perfilar. Se trata de un homenaje a su público que les ha profesado durante todo este tiempo un «amor incondicional».

Esta celebración llega, según detalla en una entrevista a Europa Press su guitarrista, Pau Roca, en un momento en el que «hemos tocado mucho menos de lo que teníamos previsto y nos hemos dedicado a hacer canciones y a sobrevivir», dada la situación generada por la pandemia de coronavirus.

Sin embargo, 25 años suponen «un número redondo y excusas como esta hacen que te pares» a ver «todo lo que nos ha pasado». «Es bonito», señala Roca, quien también reconoce que resulta «a la par cruel por la edad».

Su vocalista y uno de los miembros fundadores del grupo, Jorge Martí, le ve «sentido hacer una parada de vez en cuando y mirar atrás». «Hemos ido haciendo nuestro camino y no hemos sido conscientes, a lo mejor, de la proyección que hemos tenido. Y luego, de repente, echas la vista atrás y sí que te das cuenta de que hemos subido unos cuantos metros», ha agregado.

En esta línea, Martí ha valorado la trayectoria de La Habitación Roja como «una carrera sin prisa, sin pausa». «Hemos crecido a nuestro ritmo, siempre con una ilusión y emoción que nos ha movido por encima de todas las vicisitudes del camino», ha afirmado al tiempo que cree que esto «hoy en día no sería posible porque vivimos en un mundo en el que prima la inmediatez y es muy difícil equivocarse, caer, volver a levantarse y madurar sobre la marcha».

«Hemos tenido grandes momentos, grandes bajones y grandes broncas, pero, sin embargo, el hecho de ser familia hace que haya por encima de todo un algo, llámalo bien común, que ha hecho que siempre nos hayamos sobrepuesto de cualquier problema», subraya el cantante.

De esta forma, sostiene que «es más fácil perdurar cuando hay esa sensación de pertenencia, de familia» y que «si ya es muy complicado durar un año o cinco, imagínate 25». Así el guitarrista ha bromeado con que continuarán «25 años más como mínimo», para después confirmar que «nos queda otro disco más como mínimo».

Martí recalca que La Habitación Roja «es algo que nos ha dado mucho y que ha marcado nuestras vidas». «Siempre hemos tenido una premisa que era que siempre hemos vivido para la música. No de la música, sino que nosotros le hemos dado a la música todo lo que teníamos y luego al final la música nos ha recompensado y nos ha devuelto con creces un montón de experiencias de vida, que es con lo que nos quedamos», resume.

DIFICULTADES POR LA COVID

En cuanto a las restricciones por la pandemia de la Covid-19, Martí lamenta que «obviamente no salen las cuentas y todo el mundo está muy mentalizado de sobrevivir y aguantar». «Es un momento en el que hay que pasarlo y cada uno estamos pasándolo como hemos podido. Nosotros somos una propuesta bastante asentada, la gente nos conoce y hace lo posible por vernos», ha añadido Roca.

«Esperemos que cuando pase todo haya un renacer y no tengo la menor duda de que la gente va a tener muchísimas ganas de tomarse una cerveza en un concierto y dar un abrazo a su amigo o a su pareja y cantar a viva voz en comunión con su grupo favorito. Yo creo que eso llegará en algún momento y mientras hemos intentado no parar la actividad, seguir componiendo, seguir activos. Pero obviamente tienes ahí ese dolorcillo de decir qué pena», expresa la voz del grupo.

A juicio de Roca, «no se puede decir que nos estemos acostumbrando porque a esto nunca se acostumbra nadie, pero llevamos ya algunos conciertos mirando a los ojos e intuyendo que la gente está cantando por los gestos». «El aplauso se ha vuelto muy importante porque al final es el barómetro», indica.

LA MÚSICA «ES MEDICINA»

En este contexto, Martí subraya que, al igual que para el grupo la música «siempre ha sido un refugio en el que buscar consuelo y desahogarnos», «la gente también necesita de la música para sentirse viva y sacarse de dentro todo el pesar y el dolor que nos está causando la pandemia, porque la música es medicina, alimento para el alma».

De hecho, apunta: «Hay mucha gente que dice que hemos puesto banda sonora a su vida, que se han casado con una canción nuestra, que cuando nació su hija les recordó a esta canción o cuando se murió su padre. Esas cosas son muy emocionantes y te hacen darte cuenta de que has trascendido un poco el lugar en el que empezaste que era tu pueblo, tu habitación, el local de ensayo, y te has convertido en algo importante para la gente». «Por eso tiene sentido celebrar estos 25 años», concluye.

Como resumen de su camino, Roca considera que La Habitación Roja es «un grupo que ha pensado siempre en el corto plazo, en grabar las canciones como nos apetecía, cuando nos apetecía y, como las habíamos sacado, hacíamos una gira donde podíamos y luego de repente volvíamos a tener canciones. Yo creo que si lo hubiéramos planeado, no nos habría salido porque somos un grupo que funciona mejor teniendo la vista puesta en un plazo relativamente corto».