Quantcast

Planas pide trasladar la «máxima transparencia» a los mercados ante guerra de Ucrania y alza de precios

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha abogado por trasladar la «máxima transparencia» en los mercados en un contexto marcado por la guerra de Ucrania y por el incremento de los precios de las materias primas, cereales, oleaginosas o fertilizantes, así como de los costes de la energía.

En este escenario, Planas ha subrayado que la producción agroalimentaria es «vital y esencial», por lo que todos los países del mundo tratan de asegurar la autonomía alimentaria y el abastecimiento de la población.

«Estamos intentando trasladar la máxima transparencia a la situación de los mercados», ha afirmado el titular de Agricultura en declaraciones.

Respecto al funcionamiento de los mercados de las materias primas, Planas ha reconocido que se ha producido una «relajación» y, en el caso de los piensos, los precios han vuelto al momento anterior al 24 de febrero, fecha del inicio de la invasión rusa de Ucrania, pero «evidentemente en un contexto de volatilidad».

«No tenemos en ese contexto un problema de abastecimiento, pero sí que tenemos un problema de precios, que son más elevados», ha señalado.

Sobre los fertilizantes, la preocupación del sector se centra, según el ministro de Agricultura, en la disponibilidad y el precio en el mercado, que se ha duplicado o triplicado en el último año, periodo en el que los cereales y oleaginosas se han incrementado también entre un 20% y un 30%.

«Los fertilizantes son fundamentales para el funcionamiento del sector primario, se habla mucho de la carencia de ‘chips’, por ejemplo para la actividad industrial, pero sin fertilizantes también disminuye significativamente la producción agraria», ha señalado.

Planas ha señalado que la guerra de Ucrania, al margen de las consecuencias geopolíticas, es un conflicto también desde el punto de vista alimentario por la consecuencia que tiene sobre países terceros.

«Prácticamente yo diría que la Unión Europea es, en este sentido, afortunadamente, la menos afectada, pero hay muchos países del mundo que están sufriendo en relación con esta situación«, ha señalado Planas, quien ha apostado por trasladar la «máxima transparencia» a los mercados.

Para ello, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) ha iniciado el procedimiento de consulta pública del proyecto de resolución por el que se establecen los criterios técnicos para la consideración de operador pertinente y los medios electrónicos para el cumplimiento de la obligación de comunicación de existencias de cereales, arroz, semillas oleaginosas y semillas certificadas de estos productos.

Con esta iniciativa se da cumplimiento a lo establecido en el reglamento de la Comisión, de 19 de mayo de 2022, que introduce nuevas obligaciones de comunicación de existencias de cereales, semillas oleaginosas y arroz en poder de los productores, mayoristas y agentes económicos pertinentes.

También se deberá notificar el nivel de existencias de semillas certificadas de los cultivos mencionados.

Estas nuevas obligaciones de comunicación fueron incorporadas a la legislación nacional mediante el Real Decreto 428/2022, de 7 de junio.

Con ellas se pretende mejorar la transparencia del mercado para prevenir y mitigar posibles perturbaciones, con el objetivo de garantizar la seguridad alimentaria y poder detectar las necesidades del mercado con la suficiente antelación y así poder orientar las estrategias de abastecimiento.

Planas ha destacado la importacia de esta norma, porque «uno de los elementos de especulación es precisamente de los mercados de futuros, sobre todo, la existencia de stocks, la disponibilidad o no de mercancías». «Ese primer elemento de transparencia es absolutamente fundamental, por tanto, hace falta que los mercados funcionen de forma fluida«, ha resaltado.

Para dar cumplimiento a las nuevas obligaciones, el MAPA ha creado el Sistema de Información de Existencias para la Garantía Alimentaria (SIEGA) para que los operadores pertinentes envíen la información al ministerio que, posteriormente, la trasladará a la Comisión Europea, de forma agregada y anónima.

Con el fin de reducir las cargas administrativas, cuando exista una asociación representativa de su mercado para una tipología de producto, ésta podrá ser la encargada de recabar y trasladar la información de los asociados que así lo autoricen.

En este caso, esa asociación será considerada operador pertinente a los efectos de la nueva obligación.

El plazo para el envío de observaciones comienza hoy y finaliza el 15 de septiembre del año 2022, ambos inclusive.