Quantcast

España vota en contra de incluir la Gran Barrera de Coral como lugar «en peligro» de la UNESCO

España ha votado en contra de incluir la Gran Barrera de Coral de Australia en la Lista de Lugares ‘En Peligro’ del Comité del Patrimonio Mundial de la UNESCO que se celebra en Fuzhou, lo que podría retrasar la implantación de medidas para su protección.

El voto de España ha sido criticado por numerosas voces de las ONG internacionales y ha causado sorpresa al situarse junto a países menos progresistas en la protección del medio ambiente, y en particular de áreas marinas.

El secretario general de WWF España, Juan Carlos del Olmo, ha calificado de «injustificable» la decisión con la que «la diplomacia española se ha lucido» en la UNESCO porque el voto contrario español supondrá un retraso en las medidas para salvar la Gran Barrera de Coral.

El científico y director general de Climate Analytics, Bill Hare, ha calificado de «chocante» que un país «sofisticado como España, un líder climático emergente, se haya dejado manipular por la campaña de Australia».

Pero avisa al Gobierno australiano de que «tarde o temprano» esto se volverá en contra del Ejecutivo de Morrison. «Es una victoria pírrica y a medida que los países se den cuenta de cómo fueron manipulados y que el caso de Australia se construyó sobre nada más que falsas capturas y medias verdades, en febrero del próximo año (la fecha límite acordada para un proceso de evaluación) el Gobierno estará en la misma posición de defender lo indefendible».

En ese sentido, lamenta que entonces «el arrecife correrá el mismo peligro o más que ahora». Para Hare, el alcance global de la «campaña de desinformación» de Australia sobre su «gran acción climática es evidente» este viernes.

«En larga trayectoria profesional, pocas veces he visto una socavación tan descarada de un proceso de evaluación científica internacional, dirigido por un gobierno al más alto nivel», ha apostillado el científico que acusa directamente a Australia de «manipular» a los miembros del Comité del Patrimonio Mundial para bloquear la evaluación con base científica de que la Gran Barrera de Coral está en peligro por el cambio climático y de «mentir» a los países sobre su «terrible actuación» en materia de clima.

«No puede haber otra explicación para la forma en que los falsos argumentos climáticos del gobierno de Morrison salieron de la boca de muchos delegados de países», asegura.

Respecto a la votación, ha añadido que se ha producido en el Comité del Patrimonio Mundial un proceso «manipulado por falsedades sobre la política climática de Australia» y de «medias verdades» sobre la Gran Barrera de Coral.

Así, advierte de que «no es un buen augurio» para la COP26 este «rechazo claro, intencionado y frontal del asesoramiento científico sobre el peligro que corre el arrecife por el cambio climático».