Quantcast

La RAE pide a los ‘dircoms’ evitar anglicismos

El director de la Real Academia Española (RAE), Santiago Muñoz Machado, ha pedido este martes 29 de junio a los directores de comunicación españoles que eviten los anglicismos y usen el «tecnolenguaje lo menos posible» para «hablar claro y que lo entiendan los demás».

«Hablemos claro para que nos entiendan los demás, usemos los tecnolenguajes lo menos posible. Los anglicismos no nos molestan demasiado pero hay palabras alternativas. Muchas veces se usan para presumir y porque quedan bien en la conversación», ha lamentado Muñoz Machado en la gala organizada con motivo de la IV Edición de los Premios Dircom Ramón del Corral 2021.

El director de la RAE ha resaltado que cada año se incorporan al Diccionario de la Lengua Española cerca de dos docenas de anglicismos, «algo que casi no se nota» en un documento que cuenta con 94.000 palabras compiladas. «Pero seamos razonables a la hora de usar palabras que no están asumidas aún en el común de las gentes», ha apuntado.

«Debemos utilizar esas palabras y no sustituirlas gratuitamente por otras que no están en el diccionario, palabras extranjeras o no consolidadas. Las palabras no entran en el diccionario caprichosamente: miren el diccionario, ‘dircoms’, que es muy accesible», ha recomendado Muñoz Machado con humor. El académico ha recordado que palabras como ‘webinar’ o ‘partner’ –incluso la propia ‘dircom’– no están en el diccionario y «tienen su sustitutivo útil».

Por su parte, el director del Instituto Cervantes, Luis García Montero, se ha posicionado en esta misma línea, apuntando que «muchas palabras se incorporan en un lenguaje vivo». «Pero si podemos usar palabras de origen en español, mucho mejor, porque si hay palabras en nuestra comunidad no hacen falta incorporarlas», ha añadido.

«Bien está toda la creatividad que sirve para aportar cosas, pero que no rompa la gran comunidad de un idioma de 500 millones de hablantes. En el lenguaje la creatividad está muy bien y aporta cosas, pero cuidado que eso no sirva para romper lo ya construido», ha aseverado el filólogo.

Muñoz Machado ha recordado a estos directivos de la comunicación su «obligación de que el mensaje sea claro», recordando el «papel soberano» de la sociedad en materia de idioma. «Siempre puede haber discrepancias sobre el uso de palabras que a uno se le ocurren hasta que el pueblo soberano se pronuncia», ha reiterado.

El uso de las redes sociales para transmitir estos mensajes también han ocupado parte de la conversación. «El problema real que tenemos en la comunicación, a veces, es el del mal uso del lenguaje. Vamos a utilizar el lenguaje para crear vínculos de honestidad decente y vamos a intentar no usar la comunicación para despertar instintos, odios o crispación», ha destacado García Montero.

Muñoz Machado considera que «se escribe más y se habla menos», pero eso no tiene por qué suponer un problema para el lenguaje. «Se escribe de manera absolutamente contraria a las reglas generales del idioma, al canon. Pero no ocurre nada, porque las redes sociales es un ámbito cerrado y no perjudica a las normas», ha matizado.