Quantcast

Canarias aprueba una Declaración Institucional sobre migración

El Consejo de Gobierno de Canarias ha aprobado este miércoles la declaración que el pleno del Foro de la Inmigración adoptó el pasado lunes respecto al fenómeno migratorio que se está viviendo en las islas y que está costando miles de vidas humanas, donde rechaza ser un “dique de contención” de Europa.

La declaración establece que “la sociedad canaria, reunida y representada en el Foro Canario de inmigración, defiende su seña de identidad como región garante de los Derechos Humanos, por eso se niega a ser un dique de contención de Europa, el territorio donde queden varadas las expectativas de una mejor vida para las personas migrantes”.

“Nuestra sociedad –continúa– muestra su enorme pesar por la pérdida de vidas humanas en nuestras costas, un muerto cada dos días y 17 horas, que convierte a nuestro océano en una ruta mortífera. En este sentido, mostramos nuestra preocupación por el creciente número de mujeres y niños que se enfrentan a esta peligrosa travesía”.

En este sentido, desde Canarias se apoya la Declaración conjunta del pasado 20 de marzo de España, Grecia, Italia, Chipre y Malta, en el marco de las negociaciones sobre la propuesta de Pacto europeo sobre Migración y Asilo, que solicita el reparto equitativo y corresponsable de la responsabilidad en la gestión de los flujos migratorios, para que la solidaridad europea sea una realidad.

Agrega aquí que en su formato actual, esta propuesta legislativa no ofrece suficientes garantías a los Estados miembros de primera línea, es necesario establecer un mecanismo de reubicación automático y obligatorio, por ello, esta propuesta legislativa debe ser enmendada en profundidad.

CANARIAS NO QUIERE VIVIR EN UNA CRISIS HUMANITARIA PERMANENTE

La declaración apunta a que Canarias no quiere vivir en una crisis humanitaria permanente. La compleja realidad migratoria requiere de fondos específicos y creíbles, para poder dar una acogida digna a las personas que llegan a nuestras fronteras. Canarias está dispuesta a aceptar un porcentaje “de acogida razonable”, pero necesitamos ayuda del Estado y de la UE, porque no podemos asumir en solitario el fenómeno migratorio.

Mención aparte merecen los menores extranjeros que llegan solos a nuestras costas. En estos momentos el Gobierno de Canarias tutela a 2.600 menores, pero la situación es insostenible. “Necesitamos un apoyo decidido para seguir acogiéndolos e integrándolos con dignidad”, señala.

“Canarias –apunta– quiere ser una oportunidad para Europa, para que ésta muestre un cambio de dinámica y de visión en lo que se refiere al fenómeno migratorio, queremos ser el territorio donde se experimente una nueva forma de hacer política migratoria, basada en la corresponsabilidad de todos los actores, el respeto escrupuloso de los Derechos Humanos, y la integración laboral de las personas migrantes”.

La misma añade que la UE ya ha demostrado altura de miras con la aprobación de los fondos Next Generation que ha devuelto la confianza de la ciudadanía en Europa, al demostrar que otra forma de enfrentarse a los problemas es posible.

“La sociedad canaria le pide que haga lo mismo con la migración, demostrando en nuestra tierra que Europa es una tierra solidaria y respetuosa con los derechos de las personas, y ponemos especial hincapié en la necesidad de reforzar la cooperación al desarrollo de esos países para que estas personas no tengan necesidad de emigrar”, concluye la declaración.