Quantcast

Pallete defiende que el recorte del dividendo refuerza a Telefónica

El presidente ejecutivo de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, ha defendido la reducción del dividendo propuesta para el ejercicio 2021 hasta 0,30 euros por acción, frente a los 0,40 euros abonados en 2020, ya que permite a la empresa mantener una remuneración «atractiva» al accionista, al mismo tiempo que la compañía gana flexibilidad, reduce su deuda y se refuerza estratégica y financieramente.

En la rueda de prensa con motivo de los resultados de 2020, Álvarez-Pallete ha señalado que en Telefónica han considerado que 0,30 euros por acción es el nivel «adecuado», que además mantiene una rentabilidad por dividendo «muy alta» si se compara tanto con la del Ibex 35 y con el sector de telecomunicaciones.

El presidente ejecutivo ha remarcado que la decisión sobre el dividendo se enmarca en la dirección estratégica de la compañía y tiene en cuenta que 2021 será un año en el que Telefónica va a seguir ejecutando su plan estratégico e invirtiendo «fuerte» en despliegue de redes, así como con mucha actividad inorgánica, tanto de desinversiones como de inversiones, y varias subastas de espectro,

Ante este contexto, en la conferencia con analistas, Álvarez-Pallete ha añadido que esta decisión se enmarca en su objetivo de acelerar su proceso de transformación interna, en el que se quiere preservar una «fuerte» generación de flujo de caja libre (FCF) y al mismo tiempo ser capaces de invertir en la parte de crecimiento de su negocio.

Otro motivo es que, aunque la compañía está explorando opciones inorgánicas, quiere reasignar el capital para capturar las oportunidades que surjan, al mismo tiempo que se sigue reduciendo la deuda. De hecho, Álvarez-Pallete ha recordado que aún hay varias operaciones pendientes de cierre que rebajarían la deuda en 9.000 millones de euros.

En este sentido, ha indicado que este año Telefónica también tendrá que abordar diferentes subastas de espectro en tres de sus principales mercados (España, Reino Unido y Brasil), a lo que se suma la incertidumbre que sigue generando la crisis del Covid-19, pese a que las perspectivas son «positivas».

Al mismo tiempo, el presidente ejecutivo de Telefónica ha añadido que la decisión de la compañía sobre el dividendo también se enmarca en su objetivo de mantener un rating «sólido» en grado de inversión.

«Teniendo todo esto en consideración, y añadiendo que pensamos que es importante mantener un nivel atractivo de remuneración al accionista, pensamos que un dividendo de 0,30 euros por acción cumple nuestros objetivos y refuerza a la compañía estratégica y financieramente, da flexibilidad en tiempos inciertos, acelera el despalancamiento y ofrece un atractivo retorno», ha incidido.

SCRIP DIVIDEND

Por otro lado, Álvarez-Pallete también ha defendido la decisión de mantener la fórmula del dividendo flexible (scrip dividend) un año más, ya que les ha permitido mantener la flexibilidad y al mismo tiempo ofrecer mayor opcionalidad a sus accionistas.

De cara a próximos ejercicios, Álvarez-Pallete ha recordado que la compañía no hace previsiones de dividendo a largo plazo, sino que se toman las decisiones cada año en función de la situación, la generación de caja, el nivel de inversiones o el mantenimiento del rating.

En este sentido, ha agregado que, teniendo en cuenta la naturaleza del dividendo, cualquier exceso de caja que les permita estar cómodos con el ratio de endeudamiento y se vaya generando a lo largo del año se va a destinar a mitigar la dilución del scrip dividend, como se hizo el año pasado, en el que amortizó un 1,6%. «Se puede esperar de nosotros una gestión dinámica de la retribución del accionista partiendo de un nivel muy atractivo como es 0,30 euros por acción», ha afirmado.

Por otro lado, Álvarez-Pallete ha confiado en que «tarde o temprano» se refleje en el valor de la acción de Telefónica que la compañía es «hoy más fuerte que hace un año», tanto en parámetros operativos como en términos financieros, así como el impacto de todas las operaciones que ha llevado a cabo en los últimos tiempos.

REMUNERACIÓN AL ACCIONISTA

La compañía ha confirmado la remuneración al accionista para 2020, de la que está pendiente el pago de un segundo tramo de 0,20 euros en junio de 2021 mediante la modalidad de dividendo flexible voluntario (‘scrip dividend’), y ha propuesto una rebaja del importe del dividendo de 2021 hasta los 0,30 euros.

En concreto, la compañía ha anunciado su intención de abonar con cargo al ejercicio 2021 un dividendo de 0,30 euros por acción que se pagará en dos tramos, 0,15 euros por acción en diciembre de 2021 y 0,15 euros por acción en junio de 2022, también bajo la modalidad de dividendo flexible.

Asimismo, la compañía ha propuesto la amortización de un total del 1,5% de acciones representativas del capital social en autocartera, que a fecha de 13 de enero de 2021 suponía el 1,860%, según registros de la CNMV. Tanto para este plan como para el dividendo se propondrá a la junta general de accionistas los acuerdos societarios oportunos.