Quantcast

Ayuso critica a los que aprovechan la descentralización para romper con el proyecto común

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha reivindicado el modelo autonómico y ha criticado a quienes han pretendido aprovecharse de la descentralización «para romper amarras con el proyecto común», lo que solo ha fomentado «más inestabilidad institucional, inseguridad jurídica y decadencia económica».

Así lo ha expuesto en un acto en la Real Casa de Correos, sede del Gobierno madrileño, celebrado con motivo del 38º aniversario del Estatuto de Autonomía de la región. «Hoy hace 38 años que Su Majestad El Rey Juan Carlos sancionaba esta ley con la que los madrileños nos integrábamos por aquel entonces en el nuevo modelo autonómico», ha señalado al inicio.

Ayuso ha trasladado que considera que este modelo es «el que mejor se ajusta a la realidad territorial» de España, si se entiende como lo han hecho desde Madrid, «como pieza fundamental de un puzle de una gran familia, sin fomentar en ningún caso el sentimiento regionalista y con vocación universal».

Para la presidenta, el haber utilizado de esta manera sus competencias ha permitido que Madrid se convierta «en la primera economía del país», llevando a cabo reformas liberales, fomentando la competencia, rebajando la burocracia o bajando impuestos cuando han tenido la oportunidad.

«ESPAÑA PERTENECE A LOS ESPAÑOLES»

Así, ha insistido en que nunca han fomentando «localismos», lo que es, a su juicio, «una profunda deslealtad con España porque España pertenece a los españoles y no a los territorios».

«Cuando entró en vigor el Estatuto, la Comunidad representaba el 16,5% del PIB y éramos la cuarta autonomía desde el punto de vista económico. Hoy ya somos casi el 19,5% y hemos crecido hasta situarnos a la cabeza», ha dicho.

En este punto, ha reivindicado que en estos años la Administración regional se ha acercado únicamente a los ciudadanos «con la vocación de ofrecerles mejores servicios públicos, más infraestructuras y ganar calidad de vida».

«No todas las comunidades o no todos los políticos han hecho el mismo uso de las competencias como lo ha hecho Madrid durante estas décadas. Algunos lo que han pretendido o han permitido es aprovechar esa descentralización para romper amarras el proyecto común y esto solo ha fomentado más inestabilidad institucional, inseguridad jurídica y decadencia económica», ha sentenciado.

Para Ayuso, esta deslealtad «no puede sentenciar a todo el sistema autonómico» que, además, ha demostrado que «en los momentos más difíciles, como en la pandemia, ha sido leal a sus ciudadanos y ha demostrado que los contrapoderes como la pluralidad política son necesarios en una sociedad como la española».