Quantcast

Marlaska y Erkoreka abordarán la transferencia de la gestión de las prisiones a Euskadi

El delegado del Gobierno en Euskadi, Denis Itxaso, ha anunciado este jueves que el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, y el vicelehendakari primero y consejero de Seguridad del Gobierno Vasco, Josu Erkoreka, mantendrán una reunión este próximo viernes en la Delegación del Gobierno en el País Vasco, en Vitoria, en la que, entre otras cuestiones, abordarán la transferencia de la competencia de la gestión de las prisiones a Euskadi.

En una entrevista concedida a ETB1, Itxaso ha destacado que la relación entre ambos Gobiernos es «inmejorable» y están trabajando «con confianza y con lealtad» en lo que respecta a las competencias del Estatuto de Gernika pendientes de transferir a Euskadi.

En lo que se refiere a la gestión de los centros penitenciarios, el delegado del Gobierno ha asegurado que, de haberla, él no conoce la fecha exacta en la que se transferirá la competencia, y que, si la conociera, no es la persona autorizada para darla a conocer.

«Lo que sí puedo decir es que mañana (viernes) habrá una importante reunión en la Delegación del Gobierno, a la que acudirá el ministro Marlaska, y en la que nos reuniremos con el vicelehendakari Erkoreka para tratar cuestiones del Ministerio de Interior y de la Consejería de Seguridad, y ahí también estará la gestión de las prisiones», ha explicado.

En este sentido, ha afirmado que hay «una voluntad total» para culminar la transferencia de la gestión de las cárceles, aunque ha reconocido que, «a veces, la voluntad no suele ser suficiente».

«Cuando te sientas y empiezas a analizar cuestiones jurídicas, técnicas, legales, financieras y de personal, aparece la letra pequeña. Poco a poco debemos ir aclarando las cuestiones, pero ya está avanzado y estamos en una situación en la que podemos ser optimistas», ha indicado.

ACERCAMIENTO DE PRESOS

Por otro lado, Denis Itxaso ha aclarado que la competencia de la política penitenciaria no entra en la de la gestión de las prisiones, y que los casos de acercamientos de presos de ETA a Euskadi responden a «los procesos de resocialización que se están produciendo en las cárceles».

Según ha explicado, los presos que son trasladados a cárceles próximas a Euskadi «han hecho una lectura crítica de lo que hicieron en el pasado y han reconocido el daño causado», tras lo cual las juntas de tratamiento de las prisiones realizan «un estudio positivo» y publican un informe que tiene «cierto peso» en la decisión que toma el juez.

«Y es no va a cambiar, es decir, la competencia de la política penitenciaria no está incluida en la transferencia de la gestión de las prisiones. Y es que la Constitución establece que el objetivo de la política penitenciaria debe ser el proceso de resocialización», ha asegurado.

TORTURAS

Por otro lado, Denis Itxaso ha indicado que lo que reflejan las grabaciones de audio en las que el excoronel del CESID Juan Alberto Perote y el capitán de la Guardia Civil Pedro Gómez Nieto hablan de la posibilidad de que Mikel Zabalza muriera tras ser torturado en el cuartel donostiarra de Intxaurrondo, «ya era conocido», aunque ha señalado que «deberíamos saber si la Fiscalía estudia si hay nuevas pruebas o no» en dicho documento sonoro.

«La justicia deberá decirlo y, en algunos casos concretos, ya lo ha hecho. En el caso de Lasa y Zabala hubo una sentencia, unas condenas, y las personas implicadas fueron encarceladas. En otros casos, Europa ha denunciado que se debería haber investigado más. De todas maneras, eso no significa de ninguna manera que esas prácticas fueran sistemáticas», ha asegurado.

Asimismo, el delegado del Gobierno en Euskadi ha destacado el trabajo por la convivencia que se debe hacer «en este país, más allá de la justicia».

En este sentido, ha recordado que hace poco participó en una acto de homenaje a Mikel Zabalza convocado por el Ayuntamiento de San Sebastián con la conformidad de todos los partidos políticos, y que tuvo la oportunidad de trasladarle el reconocimiento de su dolor a su hermana Lourdes, en calidad de delegado del Gobierno. «Creo que, en ese trabajo por la convivencia, es importante hacer ese tipo de gestos y solicitar verdad, justicia y reparación», ha añadido.

Asimismo, ha lamentado que, al igual que ocurre en el caso de ETA, «aún hay gente que no está dispuesta a reconocer el dolor causado por las violaciones de derechos humanos que han ocurrido» en Euskadi. «Los pasos que debemos dar con vistas al futuro son el reconocimiento de todos aquellos que han sufrido», ha concluido.