Quantcast

Junts y la CUP se reúnen para seguir trabajando en «un acuerdo de legislatura» en Cataluña

Junts y la CUP se han reunido este miércoles por segunda vez para «seguir trabajando en un acuerdo de legislatura» de cara a la investidura y la formación del Govern tras las elecciones del 14 de febrero, han explicado en sendos comunicados.

En un escueto comunicado, Junts ha explicado que las comisiones negociadoras de ambos partidos se han reunido este miércoles al mediodía y que el encuentro «ha servido para seguir trabajando en un acuerdo de legislatura».

En el de la CUP, la formación anticapitalista ha asegurado que «se han emplazado a trabajar por una estrategia independentista que permita desbordar el marco autonómico durante la próxima legislatura».

También han apostado por establecer medidas para frenar el aumento de la extrema derecha en las instituciones y en la calle, a velar por la consolidación y la efectividad de un Pacto Nacional Antifascista y a desarrollar una línea conjunta para hacer frente a Vox, que incluya a todas las formaciones».

En la reunión, los ‘cupaires’ han criticado el papel de la Conselleria de Interior, que dirige Junts, tras los disturbios de la última semana por el encarcelamiento del rapero Pablo Hasel y han urgido a «frenar la represión contra las movilizaciones y a establecer medidas de choque que detengan esta dinámica y que permitan un giro de 180 grados en este ámbito».

Esta es la segunda reunión que trasciende públicamente entre Junts y la CUP, partidos con los que también se ha reunido ERC en dos ocasiones.

ESCOLLO PARA UN ACUERDO

El primer escollo para alcanzar un acuerdo entre los partidos independentistas para la nueva legislatura puede ser la composición de la Mesa del Parlament, que se elegirá como muy tarde el 12 de marzo, la fecha límite para que se constituya el Parlament.

En las últimas legislaturas, al ser Junts el partido más votado y que se ha quedado con la Presidencia de la Generalitat, ERC ha ostentado la Presidencia del Parlament, y ahora que los republicanos han quedado por delante aspiran a que Pere Aragonès sea presidente de la Generalitat, por lo que Junts defiende que lo «lógico» sería que uno de sus diputados fuera el próximo presidente de la Cámara catalana.

Pero si la CUP entra en la ecuación de los pactos esta fórmula puede cambiar y, de hecho, ‘los cupaires’ ya se han ofrecido a entrar en la Mesa y han llevado a su militancia el debate sobre si plantearse también asumir la Presidencia.

Además, este mismo miércoles el presidente de ERC en la Cámara, Sergi Sabrià, se ha abierto a esta posibilidad, ya que la intención de los republicanos es superar la dinámica de la última legislatura, en la que hubo crisis constantes entre los socios del Ejecutivo.