Quantcast

Cómo eliminar los arañazos de la carrocería de tu coche

Los arañazos en la carrocería de los coches son inevitables y además son bastante frecuentes. Además la exposición constante a la suciedad y los elementos del exterior pueden perjudicar la pintura de tu auto. Es por ello que si deseas mantenerla en perfectas condiciones, lo más idóneo es aplicar algunos cuidados de forma constante, así no solo se mantendrá en buen estado durante más tiempo sino que además también lucirá increíble.

Si bien los arañazos y rayones no son motivo para una infracción, la reparación de estos puede ser un dolor de cabeza. Es por ello que actualmente existe una gran diversidad de productos que pueden ayudarte a reparar esos raspones en carrocería de tu coche. Con esta guía no solo podrás saber cómo eliminarlos, también sabrás qué producto es mejor para así poder conseguir un mejor acabado de tu pintura.

Un vistazo rápido antes de comenzar

Un vistazo rápido antes de comenzar

Existen una serie de factores que debes considerar antes de ponerte a trabajar. Ten en cuenta que en ocasiones no todos los rayones se solucionan con productos comerciales, por lo que ameritan una pintura de carrocería profesional.

Por otra parte el tiempo que ha transcurrido desde el accidente también se debe tomar en cuenta, pues no es lo mismo reparar un rayón fresco a uno que tiene bastante tiempo ya que el resultado no será igual, sin importar cuánto sea el dinero que inviertas. Así también debes tomar en cuenta el tamaño del arañazo y la profundidad de este.

Con respecto a eso último ocurre de forma similar a las heridas en la piel, entre más profundo sea más complicado será poder eliminarlo. Esto se debe a que la pintura de la carrocería cuenta con varias capas, tres de estas generalmente:

  1. La imprimación que evita protege la chapa de la carrocería de la aparición de la corrosión y el óxido.
  2. El color es la segunda capa.
  3. Por último está la laca o el barniz.

Es por ello que dependiendo de la gravedad del asunto podrás recurrir algunos productos que te ayudarán a disimular el problema. En el mercado existe una gran variedad, pero a continuación conocerás algunos que podrán ayudarte según el tipo de arañazo.

Pulimento o pasta polish para la carrocería

Pulimento o pasta polish para la carrocería

Este producto es uno de los más conocidos y el que mejores resultados consigue. Generalmente se usa para corregir las superficies de tu coche, esto es gracias a que ha sido fabricada a partir de una mezcla de productos sintéticos y de origen natural. Dependiendo del tipo de arañazo, deberás elegir alguno de los niveles de abrasión para así poder alcanzar los resultados deseados. Solo necesitarás de un paño de microfibra para aplicar este tipo de productos.

Al momento de comprar la pasta polish o pulimento, es recomendable que te fijes muy bien en la calidad. Esto se debe a que los malos productos suelen empeorar la situación. Para ello puedes consultar a algún especialista y que así te guié a encontrar el mejor producto.

Lápices, pinturas o rotuladores para disimular los arañazos de tu coche

Lápices para disimular los arañazos de tu coche

La verdad es que cualquiera de estas opciones es bastante eficaz para disimular esos rayones más superficiales. Solo debes asegurarte de limpiar la superficie en cuestión antes de proceder aplicar el producto, para ello solo necesitarás agua, jabón y un paño limpio para secar.

Ten en cuenta que los métodos del lápiz/rotulador así como los paños reparadores no eliminan los rayones de tu carrocería, solo los disimulan. Por otra parte la pintura en spray es más innovadora y eficaz, solo debes tener en cuenta que para aplicarla es recomendable que uses un poco de cinta de carrocero y luego cubrir la zona en cuestión. Es importante que sigas las indicaciones del fabricante para la aplicación de cualquiera de estos productos.

  • El lápiz o rotulador es un producto de aplicación rápida con el cual se pueden disimular algunos rayones pequeños. Debes tener presente que al momento de comprar este producto, lo lógico es que elijar alguno que sea de un color similar al de tu coche. Si es blanco, negro o gris, no hay mucho que buscar.
  • Al igual que el lápiz/rotulador, el paño reparador de rayones solo disimula los daños superficiales más no los repara. En caso de que la profundidad de estos sea mayor, apenas podrán notarse sus efectos. Este producto es un paño pequeño que está impregnado de cera, solo tendrás que aplicarlo de manera directa sobre la superficie en cuestión.
  • Si bien las pinturas en spray son más novedosas y eficaces, lo complicado viene al intentar conseguir el color exacto de tu coche. Aunque esto no es un problema demasiado grande, al momento de comprarlas solo necesitarás contar con el código de color de tu coche y pedirle al vendedor que te lo consiga. Este código es una combinación de caracteres (números y letras) que se encuentra en una pegatina adherida en alguna parte del coche. Así podrás evitarás el disgusto de comprar la pintura en spray incorrecta.

Si bien todas estas opciones ofrecen distintas soluciones en función a la gravedad del daño, no se encargarán de reparar los arañazos por completo. Es por ello que si los raspones son demasiado profundos o no te sientes que estos productos te han dado los resultados que esperabas, lo mejor es recurrir a un profesional. Este se encargará de darle un acabado perfecto a la pintura y dejar tu coche como nuevo.

¿Cuál método te ha resultado más eficaz?