Quantcast

VENTAJAS DE LAS RESIDENCIAS GERIÁTRICAS

Usualmente la idea de que nuestros adultos mayores vivan en una residencia de ancianos suele provocar ciertos rechazos, tanto por parte del anciano como por los mismos familiares que componen la familia. A veces cuesta hacer entender que no siempre podemos tener el tiempo suficiente para hacernos cargo de los adultos mayores y que esto sea normal y que el enviarlos a una residencia o a un centro de día no es desentendernos de ellos o deshacernos de ellos, sino que significa proporcionarles unos cuidados mucho mejores de los que a veces podemos brindarles en casa. 

Estos lugares, las residencias de ancianos en Valencia o los centros de día, permiten las visitas de los familiares e inclusive tienen salas especiales para ello, si fuera el caso de que el adulto mayor no cuente con una habitación privada o individual. Una vez que entre todos los familiares se haya decidido esta opción, se deberá buscar un lugar que aporte confianza y que brinde las garantías suficientes. 

Esta etapa de cambio será muy importante para nuestro adulto mayor, en la que deberemos brindarle todo el amor, cariño y atención, sin olvidarnos de los mejores cuidados. Por eso el objetivo de la búsqueda deberá estar centrada en un lugar donde mejor atendidos y queridos se sientan al estar fuera de su entorno, un lugar donde puedan disfrutar la vida con mayor tranquilidad y seguridad. 

Desatacamos las mejores ventajas de vivir en una residencia de ancianos:

LIBERTAD DE MOVIMIENTO

Las residencias de ancianos hoy en día se encuentran adaptadas para personas con diferentes tipos de dependencias o patologías, hasta incluso con dificultades de movimiento gracias a que estas cuentan con ascensores y rampas. Así mismo, haciendo que las personas no encuentren dificultad alguna a la hora de desplazarse, ya sea para que se encuentren en la posibilidad de salir a tomar aire al jardín o que simplemente se muevan por las instalaciones hasta que puedan desplazarse con silla de ruedas si fuese necesario. Esta facilidad no podremos encontrarla en los pisos comunes ya sea por falta de espacio o adaptación. 

ALIMENTACIÓN INDIVIDUALIZADA

Los menús que se elaboren a diario en las cocinas están especialmente adaptados para cada residente dándoles los valores nutricionales suficientes y una dieta equilibrada hecha solo para ellos, siendo estas totalmente planificadas. Además, se establecen horarios fijos en las comidas, creando así una rutina que a esta edad es lo más necesario y beneficioso para los adultos mayores. 

CUIDADO MÉDICO CONSTANTE

No siempre es cierto que los familiares o que su entorno más cercano le podrá brindar al adulto mayor la debida atención medica necesaria, sobretodo cuando el anciano padece de alguna enfermedad que genere una mayor dependencia. Las residencias cuentan con el personal capacitado para realizar todas las tareas sin dificultad alguna. Los cuidados constantes que le brinden en los centros podrán garantizar una mejor salud. Además, podrán brindar una mayor capacidad de evitar descuidos a la hora de tomar medicamentos, que serán suministrados, distribuidos y controlados por profesionales. 

ESTIMULACIÓN CONSTANTE

Las residencias se preocupan de que los adultos mayores estén en constante movimiento, asignándoles tareas o proporcionándoles actividades físicas y mentales para que se sientan útiles y que estas les brinden mayor energía y confianza. Algunas de las tareas o actividades que podremos encontrar son:

  • Natación
  • Aeróbicos
  • Juegos al aire libre
  • Ejercicios
  • Talleres: cerámicas, maquetación, etc. 
  • Ejercicios de memoria
  • Grupos de conversación 
  • Revisión de noticias 

También podrán contar con actividades lúdicas que crearán o reforzarán vínculos en el centro, dentro de las cuales podremos encontrar:

  • Servicios religiosos
  • Catas
  • Teatro
  • Bailes
  • Salidas sociales

Como os damos a entender, con algunos beneficios que se puede tener, ingresar a una residencia puede ser una experiencia muy positiva para nuestro adulto mayor. No habrá lugar alguno para el aburrimiento.