Quantcast

Marchena frena un interrogatorio del fiscal Zaragoza tras las protestas de las defensas

El presidente de la sala del Tribunal Supremo que juzga el ‘proces’, Manuel Marchena, detuvo en varias ocasiones este jueves el interrogatorio del fiscal Javier Zaragoza, tras las protestas formuladas por las defensas sobre el contenido de las preguntas a un agente de la Guardia Civil que intervino en el análisis de los documentos incautados en el despacho del número dos de Junqueras, Josep María Jové. Finalmente la Fiscalía renunció a la declaración del testigo-experto.

Dos agentes de la Guardia Civil que participaron en el análisis de los documentos incautados al secretario general de la Conselleria de Economia y Hacienda, Josep Maria Jové, acudieron a declarar como peritos este jueves ante el tribunal del ‘procés’. La intervención de uno de ellos como perito fue impugnada por las defensas de Junqueras, Romeva, Cuixart y Forcadell debido a que ya acudió a declarar ante este tribunal en calidad de testigo. Sin embargo, las acusaciones se opusieron a esta impugnación al considerar, como explicó el fiscal Zaragoza, que el agente compareció como testigo de la concentración del 20-S frente a Economía, pero que su testimonio como perito estaba justificado por su intervención en la investigación de los documentos.

Tras diez minutos de receso para deliberar, el presidente de la sala, Manuel Marchena, anunció que la sala aceptaba por unanimidad la impugnación de uno de los peritos, por el “riesgo” que supone que un testigo de la acusación “tenga la oportunidad de insistir sobre hechos sobre los que ya ha sido interrogado. Esto podría provocar un desequilibrio y afectar al derecho de igualdad de armas”. De manera que el agente de la Guardia Civil tuvo que abandonar la sala.

Respecto al otro agente, Marchena explicó que la sala aceptaba su declaración en calidad de “testigo-experto” y que su declaración debía limitarse en exclusiva a su participación en el análisis de los documentos incautados. Sin embargo, las defensas insistieron en su protesta por tratarse de una prueba testifical de cargo, que se produce después de los testigos de las defensas.

«VISTAS LAS DIFICULTADES»

Posteriormente el fiscal Zaragoza comenzó preguntado al testigo-experto sobe el documento ‘Enfocats’, cuando el agente de la Guardia Civil explicaba que “la movilización social es un elemento estratégico para la consecución de los objetivos”, fue interrumpido por la defensa de Junqueras. El letrado Andreu Van den Eynde manifestó su protesta al considerar que este documento “no se encontró en ningún despacho”. Marchena pidió al fiscal que hiciera otra pregunta, tras la insistencia de Zaragoza en este documento, las defensas reiteraron su protesta y el magistrado recordó al fiscal que “todo lo que sea un análisis del contenido, no supera el examen de pertinencia”.

De esta manera, tras un interrogatorio interrumpido en varias ocasiones por las defensas, Marchena indicó que las defensas tenían razón y que la proposición de prueba se limitaba a los documentos intervenidos en el despacho del número dos de Junqueras. Tras una nueva protesta de las defensas ante las valoraciones del testigo, el fiscal Zaragoza expresó que “vistas las dificultades enormes para seguir con el interrogatorio” renunciaba a seguir con la declaración. De esta manera, finalizó la prueba iniciada, tras recordarle Marchena que no se trataban de dificultades, sino que no podía desarrollarse tal y como se estaba planteando.

También declaró el sargento de la Guardia Civil que tradujo la entrevista concedida por el entonces conseller de Interior, Joaquim Forn, al diario ‘Vila Web’, publicada el 11 de octubre de 2017. Como la traducción fue aprobada por la defensa del exconseller, el perito se limitó a ratificar ante el tribunal la traducción.