Quantcast

Trucos para ahorrar dinero para la crisis que viene

Ahorrar dinero es el sueño de prácticamente todos los que no disponemos de una gran fortuna, que somos prácticamente la mayoría de los españoles. Ahorrar para el futuro, para comprar un nuevo coche o una nueva casa, o para los estudios de los hijos en una buena universidad.

Pero eso es sólo si estuviéramos en tiempos normales, con una economía normal y confiable, cosa que lamentablemente no pasa en estos momentos, de modo que la posibilidad de poder ahorrar dinero nos quita el sueño, sobre todo a fin de mes cuando vemos lo que tenemos que pagar por los servicios, por la gasolina y por la compra de la casa.

¿Qué es ahorrar dinero?

¿Qué es ahorrar dinero?

En términos coloquiales, es poder tener un colchoncito de dinero que no necesitemos, guardado en un banco ganando una tasa de interés. Pero a día de hoy ¿Quién puede decir que tiene la posibilidad de tener una cantidad de dinero inmovilizado en una entidad bancaria? Todo sube y todos los días, por efecto de algo que nebulosamente conocemos con el nombre de inflación.

¿Qué es la inflación?

E ingenuamente pensamos que todo lo que nos está pasando a nivel económico es por culpa de la inflación, cuando en realidad no es así, sino que la inflación es el producto de una mala gestión macroeconómica. Quítate de la cabeza que la inflación es mala, porque eso no es cierto, la inflación a ciertos niveles que se puede controlar es hasta deseable, porque estabiliza el mercado y hace más eficaz el juego de la oferta y la demanda.

Pero cuando la inflación se descontrola por culpa de una mala gestión de los recursos, entonces se vuelve el ‘enemigo’ a abatir por aquellos que fueron los que la crearon, y todo por no tener una buena idea de lo que se debe hacer.

Si no quieres que tu dinero pierda poder adquisitivo, esto es, que por la misma cantidad de dinero puedas comprar menos cosas dentro de un mes o de una semana, entonces tienes que aprender ciertos trucos para ahorrar dinero en tiempos de crisis.

Primer truco: controla los gastos

No nos referimos a que dejes de comprar algo, no. Lo que queremos con este truco es que adquieras conciencia de cuál es la cantidad de dinero que gastas en un lapso concreto de tiempo, a la semana, a la quincena o al mes.

Eso te va a dar la base para que puedas hacer seguimiento a los gastos y sepas cuando un gasto es ordinario y cuando es extraordinario, y tienes que sumar hasta lo que gastaste en el café que te tomaste en el local de la esquina del trabajo. Eso te va a permitir determinar cuál es el presupuesto que necesitas.

Segundo truco: incluye en tu presupuesto un renglón para el ahorro

Como lo estás leyendo, coloca en tu presupuesto una cantidad que va a ser destinada a ahorrar dinero, tal y como se tratara de un gasto. Cuando tengas tu presupuesto hecho y lo compares con lo que realmente ganas, después de que hayas restado los impuestos, entonces sabrás qué cantidad podrás ahorrar, que te resulte cómoda y que sea factible.

Una regla que usan muchas personas es la del 50/30/20, según la cual el 50% de tus ingresos se destinan para los gastos ordinarios, como la vivienda, colegio, los servicios y la compra, mientras que un 30% se puede destinar a actividades de ocio y un 20% para ahorrar dinero. Si son varios los que conviven como familia y trabajan, este ejercicio económico se puede hacer de manera global, siempre que todos estén de acuerdo.

Tercer truco: encuentra una manera de recortar los gastos

Tercer truco: encuentra una manera de recortar los gastos

Si al sacar las cuentas de tu presupuesto, legas a la conclusión de que no te es posible ahorrar dinero, puede ser que analizando los gastos encuentres algunos que se puedan suprimir, para convertir ese dinero en ahorro, por poco que sea, si vas eliminando gastos que no son absolutamente necesarios, verás que encontrarás ese dinero que necesitas para ahorrar.

Y no se trata de que te prives de muchas cosas, sólo de que sustituyas algunas, por ejemplo, encuentra actividades de ocio que sean gratuitas o que cuesten mucho menos en el área en la que vives, seguro que por internet podrás encontrar listados de eventos a los que podrás acudir sólo o con la familia y que no te costarán nada o prácticamente nada.

Has una revisión de esos gastos recurrentes de los que no obtienes en la práctica ningún beneficio, como esas membresías o suscripciones que no estás utilizando, en especial las que se renuevan automáticamente, y procede a cancelarlas.

Otra cosa que puedes hacer es plantearte eliminar comer fuera, trata de que todas las comidas que hagas sean hechas en casa, hasta el almuerzo que te llevas al trabajo, usa un toper, y verás cómo encuentras la forma de ahorrar dinero.

Además, no cedas a la tentación de comprarte algo por que sí. Espera un poco, consúltalo con la almohada y verás que probablemente no era algo tan necesario que ameritara gastar dinero en ello.

Cuarto truco: fíjate un objetivo para ahorrar dinero

Esto quiere decir que escojas el fin que le vas a dar al dinero que deseas ahorrar y en que lapso de tiempo quieres cumplir ese objetivo. Puede ser a corto, mediano o largo plazo, dependiendo de lo que quieras comprar.

Ten en cuenta que un largo plazo es 4 años o más. Cuando sepas en qué quieres gastar el dinero que ahorras, fíjate en la cantidad que necesitas para comprarlo, cuánto es lo que puedes ahorrar mensualmente y cuantos meses necesitas para llegar a esa cantidad.

Quinto truco: no hagas compras por impulsos

Hacer compras compulsivas no te va a permitir ahorrar dinero. La motivación de tus compras no debe ser porque quieres, debería ser porque lo necesitas, y si no necesitas determinado artículo, entonces comprarlo es un acto compulsivo, y eso disminuirá tu capacidad de ahorrar.

Sexto truco: escoger las herramientas para el ahorro correctas

Ahorrar dinero de manera eficiente implica seleccionar también una cuenta conveniente, bien sea de ahorro o de inversión, para que puedas alcanzar los objetivos que te hayas propuesto. Tienes que hacer un estudio de las opciones que ofrecen las entidades bancarias, los tipos de interés, si se te exige mantener saldos mínimos, si te cobran comisiones, cual es el riesgo que corres y su existe un plazo para que puedas disponer de tu dinero.

Séptimo truco: convierte el ahorro en un cargo automático en tu cuenta

Séptimo truco: convierte el ahorro en un cargo automático en tu cuenta

Las entidades bancarias pueden implementar cargos automáticos semanales, quincenales o mensuales a tu cuenta, la mayoría de las veces gratuitos, e ingresarlos en tu fondo para ahorrar dinero, sólo debes llegar al acuerdo respectivo con tu banco y ese cargo se irá directo a la cuenta de ahorros que hayas abierto y si pones en práctica estos trucos sencillos, verás que es fácil ahorrar dinero.