Quantcast

Hoy, 06 de septiembre, recordamos al Beato Diego Llorca Llopis

La presencia de ánimo de este sacerdote español y sus valores cristianos llevaron al Beato Diego Llorca Llopis a pedirle a los que lo iban a matar que le dieran unos minutos para orar por ellos y perdonarlos por lo que iban a hacer, antes de que fuera asesinado en Gata de Gorgos, cerca de la ciudad de Jávea. Según la información suministrada por el Instituto Nacional de Estadística, en España hay más de 150.000 caballeros que fueron bautizados con ese nombre, de modo que si conocer a algún Diego, que no se te olvide felicitarlo el día de hoy.

Beato Diego Llorva Llopis

Beato Diego Llorva Llopis

El día 06 de septiembre coincide con la fecha en la que el Beato Diego Llorca Llopis, fue asesinado por milicianos “rojos” en Gata de Gorgos, población cercana al municipio de Jávea, en la Provincia de Alicante, Comunidad Valenciana. Luego de que le fueron concedidos esos minutos por sus asesinos, se dice que gritó “¡Viva Cristo Rey!” y luego fue asesinado. Lo que se cuenta es que las razones para matarlo fueron que simplemente era un cura y sus asesinos creyeron que el bando republicano ganaría. No obstante, lo que se sabe es que el Beato Diego Llorca Llopis no tenía tendencias ni creencias políticas, pero este sacerdote originario de la población de la Oliva en Valencia, pudo imaginarse como iba a ser su muerte, porque justamente el jueves de la semana anterior a que comenzara la Guerra Civil española les dijo a las Marías de los Sagrarios que venían tiempos bastante difíciles y que tenían que estar preparados para ser martirizados.

El Beato Diego Llorca Llopis tuvo la creencia de que esta sublevación que veía venir no iba a durar por mucho tiempo, y nunca se escondió porque afirmaba que no existía motivo para ello, ya que jamás le había hecho daño a nadie, pero el Beato Diego Llorca Llopis estuvo consciente de la gravedad de la situación, porque las propias mujeres de la Asociación de Marías de los Sagrarios, «se le veía muy pensativo, pero siempre sereno», por lo menos así lo recoge Santiago Mata en su libro titulado ‘ Holocausto católico: los mártires de la Guerra Civil ‘.

Los fatídicos hechos comenzaron el día 05 de septiembre del año 1936, alrededor de las diez de la mañana, cuando tres milicianos “rojos” se presentaron en la casa del sacerdote para interrogarlo por la existencia de armas, a lo cual contestó que sólo tenía una azada y una hoz, pero de todos modos registraron la casa. A las cuatro de la tarde, 9 milicianos regresaron a la casa del sacerdote a buscarlo, por lo que pudo despedirse de su familia, porque sabía lo que podía esperarle. Fue llevado hasta el comité, donde tuvo que esperar hasta medianoche, y al cambiar el día, fue trasladado hasta Gata de Gorgos, donde fue asesinado. Sesenta años después del suceso, Diego Llorca Llopis fue beatificado por la Iglesia Católica por su martirio.

Pero el Santoral Católico que corresponde al 06 de septiembre no se completa con el Beato Diego Llorca Llopis, sino que debemos agregar los nombres de otros santos y beatos qué, como él, fueron verdadero ejemplo de valores cristianos, entre los que se encuentran San Cagnoaldo de Laon, San Eleuterio de Spoleto, San Magno de Füssen, San Onesíforo de Éfeso, San Zacarías profeta, Beato Bertrán de Garrigues, Beato Pascual Torres Lloret y Santa Bega de Cumberland.