Quantcast

Domoblock expone los beneficios de invertir en inmuebles tokenizados en momentos de inflación y alta volatilidad en los mercados

Debido a la tasa de 9,8 %, España vivió el mes de marzo como el mes con mayor inflación registrada en 37 años.

Esta subida preocupa a los accionistas, quienes han buscado alternativas para generar ingresos pasivos. Una de las soluciones que se han encontrado para protegerse de la pérdida del capital es la inversión en inmuebles a través de la tokenización.

Tanto los accionistas tradicionales como los inversores de criptomonedas han encontrado en los inmuebles tokenizados una opción atractiva que diversifica sus portafolios. Para conseguirlo, acuden a proyectos tecnológicos que facilitan esta inversión en propiedades, como por ejemplo, DomoBlock.

¿Cómo funciona la inversión en inmuebles tokenizados?

La tokenización consiste en la fragmentación del valor de un inmueble en pequeñas partes, las cuales se digitalizan y pasan a denominarse security tokens (activos digitales). De esta manera, una propiedad puede estar repartida entre muchos inversores a través de estos tokens.

Cada dueño de token tiene un derecho económico en forma de intereses. Por este motivo, los inversores pueden obtener ingresos con la revaloración del inmueble, ya sea por el paso del tiempo o por las renovaciones que se realicen. Otra manera de ganar dinero es alquilando el espacio, lo que supondría una renta fija para todos los dueños de tokens. Las plusvalías también representan una fuente de ingreso a largo plazo.

En pocas palabras, la adquisición de tokens de inmuebles es una alternativa ante la compra de propiedades enteras de forma individual, lo cual supone un gran capital y esfuerzo que no todos tienen.

La inversión en inmuebles tokenizados y sus principales beneficios

El token de un inmueble es un activo estable, ya que las propiedades son bienes de valor poco variable. Esto resulta útil para proteger la economía personal en contextos de inflación y de alta volatilidad.

Por otro lado, la tokenización le aporta solidez a la cartera de los accionistas. Un usuario con 10.000 euros, por ejemplo, puede destinar 200 euros a 50 inmuebles en distintas ubicaciones del mundo. En cuanto mayor sea la cantidad de acciones, menor es el riesgo de pérdida. Además, este tipo de inversión se puede hacer desde casa y con tan solo unos clics.

Para obtener más beneficios, el accionista debe invertir en espacios seguros y certificados. Al respecto, Domoblock destaca entre las plataformas de tokenización inmobiliaria gracias a las oportunidades que ofrece a sus clientes. El proyecto facilita la compraventa de tokens en un mercado secundario, lo que le permite al inversor tener una mayor liquidez cuando lo requiera.

En definitiva, la inversión en inmuebles tokenizados promete seguir creciendo debido a todas las ventajas que supone. Cualquier persona puede aprovechar este tipo de negocio durante períodos bajos debido al valioso ratio de rentabilidad.