Quantcast

La bodega subterránea de Envero Tinto en Soria

Aunque no se tiene certeza de ello, se piensa que la creación del vino data del 5.000 a.C. Esta bebida alcohólica proviene de la fermentación de la uva, el fruto de la vida. Existen diferentes clases de vino y catas para determinar su calidad.

Envero Tinto realiza catas de vino creativas, contando la historia y origen de cada vino. Entre sus eventos, dispone de viajes a una bodega subterránea en Soria de más de 200 años de antigüedad que permite hacer que la experiencia de cata sea más divertida y emocionante.

Almacenaje del vino en bodegas subterráneas

La mejor manera de almacenar el vino es en bodegas subterráneas debido a que son espacios estables donde se pueden controlar los factores que afectan al vino. De este modo, conservará su esencia y personalidad.

Entre los factores que inciden en el buen mantenimiento y fermentación del vino está la humedad. Es fundamental que el nivel de humedad ambiental esté entre 70 % y 80 %. La luz también es importante, ya que el vino es fotosensible y al estar en contacto con la luz se pueden alterar sus propiedades. Por ello, la penumbra de las bodegas es muy útil e incluso necesaria.

Para una óptima conservación, es necesaria una temperatura de entre 12 y 16 °C. Por ello, una de las principales sensaciones al entrar a una bodega subterránea es el ligero fresco y la humedad, lo que indica una temperatura correcta para el mantenimiento de las bebidas. Además, la ventilación también es un factor a tener en cuenta para evitar la aparición de moho en los corchos.

Envero Tinto ofrece catas de vino en una bodega subterránea en Soria

La cata de vinos sirve para entrenar los sentidos, agudizándolos y haciéndolos más receptivos. En Envero Tinto el disfrute se magnifica al realizar las catas en una bodega subterránea en Soria, permitiendo a los usuarios vivir la experiencia completa, estudiando el vino desde donde se ha elaborado “de toda la vida”, se almacena e incluso se degusta.

Además de ello, realizan diversos talleres, se visita un lagar para explicar su funcionamiento, hacen visitas culturales y brindan a los asistentes comidas en los restaurantes de la zona. Una ventaja adicional es que, para los grupos, los costes son reducidos.

En Envero Tinto se ponen a prueba los sentidos que transportan al pasado, recordando o dando a conocer la manera antigua de preparar el vino y como no, de disfrutarlo.