Quantcast

Patatas a la carbonara fáciles y rápidas en tiempo récord

¿Sabías que la patata es uno de los alimentos más consumido del planeta?

Pues sí, y se debe a que una comida barata, que abunda y por supuesto nutritiva. Además, es un producto natural muy versátil, que te da muchas posibilidades para cocinar. Las patatas las puedes hacer asadas, en puré, hervida, frita, en crema, con estofados, en salsas y a la carbonara, sí la misma de los espaguetis. Y la puedes comer sola o acompañada de casi todo.

 Y, en esta entrega te vamos a explicar cómo se hace unas deliciosas patatas a la carbonara en tiempo récord y si tienes problemas con los lácteos, te informamos que puedes hacer esta rica salsa sin nata, parecida a la de verdad. La receta de patatas a la carbonara es muy fácil de preparar. Te invitamos a seguir paso a paso deliciosa receta de patatas a la carbonara.

Patatas a la carbonara paso a paso

Patatas a la carbonara paso a paso

La receta es muy sencilla y fácil de preparar y, es muy probable que tengas todos los ingredientes en tu despensa. No solo la pasta se puede hacer a la carbonara, las patatas también y quedan muy ricas.

Es un plato que les encanta a todos en la familia. Además, es una receta que contiene vitaminas y minerales que juegan un rol importante en el organismo. Las patatas contienen hierro, zinc, cobre, fósforo, azufre, cloro, sodio, cromo, manganeso, níquel, cobalto y vanadio.

Por esa razón, una dieta acompañada con patata es adecuada para los niños, adolescentes y personas de la tercera edad, por su contenido en hidratos de carbono de fácil asimilación, vitaminas y minerales.

Las patatas a la carbonara sirven como plato principal o de guarnición de otros platos sobre todo de carne. A continuación, la lista de los ingredientes que necesitas para preparar unas ricas patatas a la carbonara.

Los ingredientes dan para preparar 4 raciones en 50 minutos:

  • 800 gr de patatas aproximadamente.
  • 150 gr de bacon o panceta.
  • 120 gr de queso rallado.
  • unos 3 o 4 champiñones (opcional).
  • 300 ml de nata o crema de leche, para cocinar.
  • 1/2 cebolla.
  • Sal y pimienta.
  • Aceite de oliva.

Elaboración de las patatas a la carbonara:

El primer paso es limpiar muy bien las patatas y las dejas con piel. Hay quienes las prefieren sin piel, pero en ella tiene bastante fibra y muy sano para la salud del sistema digestivo.

En una cacerola la pones a cocinar con abundante agua y sal; al hervir las dejas entre unos 35 a 40 minutos, dependerá del tamaño de las patatas hasta que estén blanditas.

Recuerda la famosa técnica para comprobar que ya están cocidas, con solo pincharlas.

Al estar listas las patatas, las retiras y las cuelas para que lleguen a una temperatura ambiente.

Mientras se atemperan las patatas cocidas pasas a la salsa carbonara.

El segundo paso es preparar la carbonara. Entonces, tomas una sartén amplia y echas un chorrito de aceite de oliva, en él viertes la cebolla picada en trozos pequeños y la sofríes.

Al coger un color dorado la cebolla, le añades el bacon o panceta, también cortada, pero en tiras y dejas a fuego lento medio hasta que el bacon se ponga crujiente.

El tercer paso, es tomar las patatas y las cortas en trozos de bocado. Si deseas pelas las patatas.

Luego, añades las patatas cortadas al sofrito de la cebolla con el bacon o panceta y mezclas bien. Dejas a fuego medio unos minutos para que las patatas cojan el sabor de los ingredientes.

¿Patatas cocidas o fritas?

Es tu elección, pero cocidas son más ligeras, recuerda que con el bacon o panceta puede resultar no tan ligero el plato.

El cuarto paso, es limpiar los champiñones, los cortas en láminas y los agregas a las patatas. Cueces unos minutos para que los champiñones se hagan bien.

Para finalizar la preparación de las patatas a la carbonara le incorporas la nata o crema de leche, con toque de sal y pimienta al gusto, dejas que de un hervor y listo.

¡Ah! Añades el queso rallado y para que te den más espesor lo dejas al fuego unos minutos más.

Y así de sencilla es la preparación de las patatas a la carbonara, se sirven calientes.

Preparación con las patatas fritas

Las patatas a la carbonara con las patatas fritas, se prepara igual excepto que las patatas se fríen.

En esta versión las patatas se lavan bien, luego se cortan en tiras y las pones a freír en abundante aceite.

Inicias a fuego medio luego al final subes el fuego hasta conseguir que se doren. Al estar bien fritas, las colocas en un plato con papel para absorber el aceite sobrante.

El resto de la preparación es la misma, solo que en lugar de patatas cocidas y en trozos son patatas fritas en tiras.

El toque final, lo puedes variar de la siguiente manera.

En un molde o bol para hornear, colocas las patatas fritas y viertes sobre ella la salsa de la carbonara y sobre ella le agregas bastante queso rallado y gratinas hasta que se dore y quede crujiente.

Si deseas un plato con menos calorías, optas por cocinar las patatas en lugar de freírlas.

El sabor de las patatas a la carbonara es una tentación de la que escapar es muy difícil. A pesar de que son un poco pesadas por su alto contenido calórico en grasas siempre quedan los platos vacíos.

¿Sabías qué?

¿Sabías qué?

Las patatas además de ser una comida barata y nutritiva, hay estudios que ponen en relieve sus propiedades benéficas para la salud.

Y, es que resulta que la patata es:

  • Es un excelente anti-ácido.
  • Es diurética.
  • Antiespasmódica.
  • Ayuda en casos de cistitis, prostatitis y cálculos renales.
  • Problemas hepáticos (hervida o al vapor).
  • Es beneficiosa para el sistema inmunitario.
  • Favorece un sueño apacible y ayuda a calmar los espasmos y calambres ejerciendo una función sedante del organismo.

Y que, debido a que sus propiedades benéficas como las vitaminas, minerales y fibra, se concentran en la piel, es recomendable siempre que se pueda cocinarlas y comerlas sin pelar.