Quantcast

Cómo solicitar una ambulancia de traslado

La ambulancia de traslado es aquel servicio que prestan algunas unidades de transporte hospitalarias. Este servicio es destinado a todas aquellas personas que por causas clínicas no pueden hacerlo en transporte regular.

Si bien es cierto que cualquier persona puede solicitar una ambulancia. Todo pueden acudir a los números de emergencia respectivos a la localidad, pero algunos casos son considerados ‘no urgentes’. Es decir, que el traslado no es inmediato por accidente o incidencia médica.

Lea TAMBIÉN: CÓMO AUMENTAR LA CAPACIDAD PULMONAR

Mayormente, los traslados en ambulancia son de carácter urgente. Y es cuando las personas solicitan el servicio o algún familiar debido a que se requiere asistencia médica inmediata. Tal como mencionamos, ya sea por un accidente o por una emergencia sanitaria.

Mientras que la solicitud de ambulancia de traslado, es el servicio que solicitan aquellas personas ‘no urgentes’. No disponen de una urgencia médica, pero se requiere traslado al centro hospitalario por alguna prueba médica, terapia, consulta de especialistas.

Este servicio se da debido a que ciertos pacientes no pueden trasladarse en transporte público. Tampoco pueden hacerlo a través de carro particular, y por lo tanto acuden a la ambulancia de traslado.

¿Quién puede usar el servicio de ambulancia de traslado?

¿Quién puede usar el servicio de ambulancia de traslado?

Con respecto a quiénes pueden acceder a dicho servicio, toda persona enferma o que presente alguna lesión, necesite consulta médica o recibir tratamiento puede acceder. Toda persona que reciba asistencia sanitaria del Sistema Nacional de Salud tiene el derecho de usar el servicio de ambulancia de traslado.

Sin embargo, es preciso aclarar que pueden acceder al servicio siempre y cuando existan causas que justifiquen la necesidad y desde luego siempre que sea solicitado por el médico respectivo.

En el caso de los servicios de SUMMA 112, detallan que es necesario que el usuario justifique el caso y el requerimiento de acompañante de ser necesario.

También deberá justificar cuando se trate de tratamientos de larga duración, y se ha de evaluar periódicamente la necesidad del transporte sanitario.

El servicio de Transporte Sanitarios No Urgente, se presta con los siguientes recursos:

  • Ambulancias de Traslado Individual: son vehículos que posibilitan el traslado de un paciente, tanto en camilla como en su propia silla de ruedas.
  • Ambulancias de Traslado Colectivo: estas posibilitan el traslado de hasta 6 pacientes simultáneamente. Pudiendo ir hasta dos de ellos en su propia silla, según la disposición de la ambulancia. 

Los vehículos cuentan con Desfibrilador Externo Semiautomático, equipo de oxigenoterapia portátil, silla de traslado y evacuación. Cada ambulancia de traslado tiene como dotación mínima al menos un Técnico en Emergencias Sanitarias.

También en algunos casos cuenta con Técnico en Transporte Sanitaria, dos Técnico en Emergencias Sanitarias y/o Técnico en Transporte Sanitaria. Esto puede variar dependiendo del servicio de ambulancia de traslado.

¿Cómo funciona el proceso para hacer uso de una ambulancia de traslado?

¿Cómo funciona el proceso para hacer uso de una ambulancia de traslado?

Cada empresa que ofrece el servicio de ambulancia de traslado fija sus condiciones, aunque las más precisas es que el usuario debe justificar la razón de solicitud. Es decir, que cada usuario debe explicar por qué requiere el servicio de ambulancia de traslado.

También algunas empresas exigen la orden del especialista o médico tratante para avalar que se trata de un traslado no urgente justificado.

Como hemos mencionado, la ambulancia de traslado funciona para trasladar a todos aquellos usuarios que requieren consulta externa. También destinado a todos aquellos usuarios que necesiten someterse a una prueba médica hospitalaria.

Todo si tu estado de salud o grado de movilidad o dependencia impide que puedas acudir a dicha consulta por las vías y medios regulares. El servicio de ambulancia de traslado también es válido para aquellas personas que requieran tratamiento prolongados como los que implican sesiones.

Estas sesiones son las espaciadas en el tiempo y son de quimioterapia o diálisis. También es válido para aquellas personas que han sido dadas de alta hospitalaria.

Para llevar a cabo estos traslados, el facultativo también determinará el medio de transporte más adecuado en cada caso. En ocasiones, puede ser necesaria una ambulancia de traslado individual, dotada con camilla y con espacio para que una persona pueda subir en su propia silla de ruedas.

Puntos a tener en cuenta

Puntos a tener en cuenta

Mientras que en otros casos, se recurre a las ambulancias colectivas, que pueden llevar hasta a seis pacientes.

En cuanto a los acompañantes, también será el médico el que determine la necesidad de su presencia y autorice que vaya en el vehículo sanitario.

El servicio de ambulancia de traslado está al alcance de las personas mencionadas, se puede acceder llamando a los número telefónicos de su servicio de confianza. En tal caso será el médico tratante que autorice el traslado.

Algunos servicios requieren de órdenes médicas. Sin embargo por tratarse de una ambulancia de traslado no urgente, no se exige más que la justificación del caso.

El paciente deberá detallar las razones del por qué requiere el transporte o en tal caso lo realizará el personal médico directamente con la compañía de su confianza.