Quantcast

Madrid rechaza cerrar perimetralmente en Semana Santa

La Comunidad de Madrid no cerrará en Semana Santa sino que aplicará las decisiones que crea «oportunas», según ha manifestado el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, quien ha recalcado que el decreto del estado de alarma «deja bien claro» que la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, es la competente para adoptar las medidas.

«La legislación a día de hoy, por lo que no regimos, es a través del Real Decreto del estado de alarma donde deja bien claro cuáles son las competencias a la hora de tomar las decisiones», ha apuntado en rueda de prensa tras la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, para afirmar que «quien tiene la competencia en este caso es la presidenta de la Comunidad».

Así, ha dicho que en este marco la Comunidad aplicará las decisiones que crea «oportunas», y ha avanzado que apuesta por seguir con sus medidas, centradas en la monitorización, «de valorar exactamente cuándo y donde se producen esos contagios».

«En principio, si la tendencia sigue con carácter descendente las medidas que estamos adoptando creemos que son las acertadas y mientras que desde el punto de vista epidemiológico y asistencial sigan en ese descenso nosotros continuaremos con estas medidas», ha avanzado.

Después de votar en contra del acuerdo entre el Ministerio de Sanidad y las Comunidades Autónomas sobre los cierres perimetrales en el puente de San José y en Semana Santa, Escudero ha aseverado que los anteriores cierres perimetrales «supusieron un aumento de casos».

Además, ha recalcado que «es incomprensible que un ciudadano de Madrid no pueda ir a cualquier región española y sí pueda hacerlo un francés, un alemán o un belga».

«Es incomprensible que cerremos nuestras comunidades autónomas y sigamos sin tener un control en nuestros aeropuertos, o por qué se permite a Canarias y a Baleares que pueda llegar un turista extranjero y no uno nacional o que las dos comunidades sigan abiertas», ha agregado.

Escudero ha defendido la estrategia de Madrid, porque «está funcionando» y porque «tiene una continuidad en el tiempo, que es lo que necesitan los ciudadanos, que es seguir adelante».

En la misma línea, ha afirmado que la estrategia de Madrid «ha dado buenos resultados» y que «conjuga salud y economía», por lo que supone «un modelo sostenible en el tiempo», que «permite avanzar como sociedad dentro de una pandemia», porque «no se trata solo de adoptar medidas de choque de carácter puntual, sino de apostar por un modelo sostenido en el tiempo».

PIDE RESPETO PARA LA COMUNIDAD

«Madrid respeta que el Ministerio, que cada comunidad autónoma, crea que este es un documento que pueda ayudar, pero exigimos el mismo respeto para la Comunidad de Madrid para sus medidas y para sus ciudadanos», ha manifestado, en alusión al acuerdo alcanzado entre el Ministerio y las Comunidades Autónomas, con el voto en contra de Madrid.

El consejero madrileño ha insistido en que con su posición el gobierno regional respeta el marco establecido por el Real Decreto que regula el estado de alarma, por el que la presidenta «es la actual competente delegada para adoptar las medidas pertinentes».

Asimismo, ha recordado que cuando muchas comunidades autónomas registraban una incidencia acumulada a 14 días por encima de 1.000 casos por 100.000 habitantes, a su juicio, el Ministerio de Sanidad «consideraba que las comunidades autónomas ya tenían herramientas suficientes y necesarias para poder gestionar», por lo que se ha preguntado qué ha cambiado ahora cuando la incidencia acumulada media es de 139 casos.

En este sentido, ha argumentado que su oposición al cierre perimetral, el punto principal del acuerdo del Consejero Interterritorial, se debe también a que las comunidades autónomas «ya han sido capaces, con sus propia gestión, de disminuir la incidencia, y sigue en marcha el estado de alarma, que recoge que la autoridad competente para tomar decisiones es la presidenta autonómica, Isabel Díaz Ayuso».

«Y no lo consideramos oportuno, porque no creemos que el cierre perimetral sea una medida que beneficie a los ciudadanos en este momento», ha agregado, al tiempo que ha aludido a la densidad de población de la Comunidad de Madrid.

Así, tras aclarar que «Madrid no se va a cerrar perimetralmente», Escudero ha asegurado que «esa decisión no es una decisión de carácter político sino que es una decisión de carácter técnico, que es de control de la pandemia».

Según Escudero, otras comunidades autónomas han apelado al consenso pero no se ha señalado a la Comunidad de Madrid por su decisión de no perimetrar la región.

El viceconsejero de Salud Pública y Plan Covid-19, Antonio Zapatero, ha aseverado que «el perimetraje de la Comunidad lo que puede traer consigo es aumento de casos a nivel local», lo que atribuye a la densidad de población.

Por su parte, la directora general de Salud Pública, Elena Andradas, ha recordado que su estrategia es «allá donde realmente se produce un foco de contagio, una mayor incidencia de la enfermedad, es donde se adoptan las medidas fundamentales de control de la movilidad».

En cuanto a la evolución de la pandemia, Escudero ha explicado que se mantiene la tendencia a la baja desde hace un mes, y ha señalado que la incidencia acumulada a 14 días es de 226 casos por 100.000 habitantes, 35 puntos menos que hace una semana, y ha afirmado que están «satisfechos con esta progresión».

Asimismo, ha destacado que los casos se han reducido en un 13 por ciento respecto a hace una semana y un 35 por ciento respecto a hacer 15 días, y ha señalado que «poco a poco» se va reduciendo la cifra de hospitalizados y que la UCI «va dando pequeñas alegrías».

NECESIDAD URGENTE DE ELEVAR LA EDAD DE VACUNACIÓN CON ASTRAZENECA

Por otro lado, Escudero ha reiterado en el Consejo Interterritorial la «necesidad urgente de elevar la edad de administración de la vacuna de AstraZeneca lo antes posible» no solo para los mayores de 55 años sino incluso para mayores de 65.

«En un contexto de escasez de vacunas como el actual no podemos esperar ni un solo día más», ha advertido.