Quantcast

Un temporal llegará a Canarias con lluvias fuertes, granizo, viento, olas de 5 metros y frío

Una profunda vaguada atlántica llegará a últimas horas de este miércoles a Canarias donde provocará un aumento considerable de la inestabilidad atmosférica durante los próximos días, ya que el archipiélgo estará afectado por lluvias fuertes, granizo, nevadas, viento fuerte, olas de hasta 5 metros de altura y, al mismo tiempo un acusado descenso térmico.

Según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), las precipitaciones empezarán en la madrugada del jueves por las islas occidentales y el viernes afectarán de forma generalizada a todo el archipiélago. Desde allí, según ha explicado el portavoz de la AEMET, Rubén del Campo, también llegarán precipitaciones en amplias zonas de la Península y las nevadas afectarán a cotas inferiores a los 2.000 metros.

Las precipitaciones podrán alcanzar los 15 litros por metro cuadrado en una hora, sobre todo en la vertiente norte de las islas de mayor relieve. Además se esperan tormentas y no se descarta que caiga granizo menudo.

Al mismo tiempo, la AEMET pronostica una notable bajada de las temperaturas, sobre todo en las medianías y en zonas altas y es posible que pueda nevar a partir de 1.600 a 1.800 metros. Estos fenómenos estarán acompañados de vientos fuertes o muy fuertes con rachas que pueden superar los 70 u 80 kilómetros por hora y afectarán especialmente a las cumbres y medianías, y olas de 4 a 5 metros en la zona más occidental del Archipiélago. La inestabilidad irá remitiendo a partir del sábado.

De momento, Del Campo ha indicado que las temperaturas, tanto las máximas como las mínimas, siguen estando entre 5 y 10 grados centígrados (ºC) por encima de lo normal especialmente en el Cantábrico y el Mediterráneo.

Para el portavoz, lo más significativo del jueves será la situación en Canarias y pide precaución “especialmente en entornos de barrancos y ramblas, que podrían experimentar aumentos importantes de caudal”.

En cuanto a la Península, ha explicado que este jueves habrá precipitaciones en la mitad occidental, sobre todo en el Sistema Central, sur de Castilla y León y norte Extremadura. Mientras, las temperaturas subirán en el centro y sur peninsular y además lo harán de forma notable, por lo que el ambiente será “muy cálido para la época”.* Del Campo ha añadido que en el cuadrante sureste y en el centro peninsular rondarán los 18ºC de máxima así como en el valle del Ebro y se superarán los 20ºC en el sur de Castilla-La Mancha; interior de la Comunidad Valenciana; Región de Murcia, también en puntos de Baleares ni en Andalucía, especialmente Andalucía oriental, donde se puede llegar a superar los 24ºC, igual que en Murcia.* El viernes ha pronosticado que no cambiará mucho la situación ya que la borrasca ya formada entre Canarias y la Península emitirá vientos muy fuertes, precipitaciones intensas y nevadas en cotas bajas de Canarias así como lluvias en la mitad oeste peninsular. La novedade es que el viernes las precipitaciones afectarán más que el jueves al área cantábrica.* El viernes en el Cantábrico las precipitaciones pueden ser fuertes o persistentes, con una cota de nieve todavía alta en la Península, por encima de unos 1.500 o 1.600 metros y aún más baja en Canarias, donde nevará por encima de 1.400 metros. “La cota de nieve estará más baja en Canarias que en muchos puntos de la Península”, comenta.

Las temperaturas ese día alcanzarán valores similares a los del día anterior tanto en Canarias como en la Península. En definitiva, el portavoz espera que siga el tiempo cálido, unos 5 o 10 grados más cálido de lo normal en la Península frente a un ambiente muy frío en Canarias, donde el mercurio se quedará entre 5 y 10 grados por debajo de lo normal, sobre todo en las zonas costeras.* “Es una importante anomalía, pues normalmente las oscilaciones de temperatura no son tan acentuadas en Canarias como en la Península”, explica.** Las temperaturas máximas el viernes en costas y zonas bajas del norte de Tenerife de La Gomera y en La Palma podrían quedar entre 13 y 16ºC más y las mínimas por dejajo de 10ºC.* Como adelanto del fin de semana, el portavoz ha pronosticado que la borrasca se acerque a la Península, donde aumentará la inestabilidad y las precipitaciones afectarán a amplias zonas. Las más abundantes serán en el sur de Andalucía, en el Cantábrico, en los Pirineos y en general, en la zona central oriental de la mitad norte.

En Canarias seguirá la inestabilidad con posibles chubascos fuertes pero que ya irán remitiendo, igual que los vientos. * En la Península, a medida que se acerque la borrasca, aumentaránn las lluvias y los vientos inyectarán aire frío y provocarán un notable descenso de las temperaturas en territorio peninsular, que en algunas zonas del centro y sur pueden caer hasta 10ºC respecto al viernes, es decir una bajada extraordinaria.** La cota de nieve el fin de semana caerá hasta los 700 u 800 metros en la mitad norte, por lo que puede nevar no solo en zonas de montaña sino en páramos y en áreas de la meseta norte, sobre todo en la parte oriental

El domingo amanecerá con helada en buena parte del norte y del centro y serán intensas en Pirineos y puntos de la cordillera Cantábrica, mientras que el tiempo irá estabilizándose.* En definitiva, el domingo las temperaturas serán más acordes a las habituales para principios de febrero en buena parte de España, después de varios días cálidos en la mayor parte de país.* En cuanto a la próxima semana, el portavoz prevé que se restaurará el régimen de vientos templados del oeste y suroeste con el paso de borrascas atlánticas. Así, anuncia la llegada de un nuevo tren de borrascas que afectarán sobre todo a la mitad occidental.* Las temperaturas volverán a subir y las heladas quedarán acotadas a páramos del centro y zonas de montaña y valores. A orillas del Mediterráneo tendrán unos 20ºC.* Finalmente, el portavoz de la AEMET ha señalado que los próximos tres meses no presentan una tendencia clara en cuanto a las temperautras en España excepto en la franja mediterránea peninsular y en Baleares, donde el escenario más probable es el de un ambiente más cálido de lo normal para el trimestre febrero-abril. Las lluvias tampoco apuntan una tendencia trimestral definida y solo en Canarias hay señal de que este periodo será más seco de lo normal.