Quantcast

Los judíos comienzan su Janucá, una fiesta de las Luces marcada por la pandemia

Los judíos celebrarán desde este jueves 10 de diciembre y durante ocho días la fiesta de las Luces, Janucá, que este año estará marcada por la pandemia. La festividad recuerda el milagro que se vivió en el Templo de Jerusalén hace más de 2.200 años cuando los Macabeos se rebelaron contra las fuerzas de ocupación griegas.

Una vez expulsados los invasores, los Macabeos utilizaron apenas una pequeña cantidad de aceite para purificar el Templo. El milagro consistió en que esa pequeña cantidad de aceite insuficiente para iluminar un solo día, mantuvo alumbrando el candelabro del Templo durante ocho días, según relata la Federación de Comunidades Judías de España (FCJE).

Por ello, durante ocho días los judíos encienden una vela cada día con un candelabro especial llamado Januquiá. Durante el encendido se recitan las bendiciones de agradecimiento.

Tradicionalmente varias ciudades españolas sacaban la januquiá a la calle invitando a todos los ciudadanos a compartir la festividad pero, en esta ocasión, las medidas sanitarias contra el Covid-19 no permiten estas celebraciones.

Si bien, sí se realizarán actos reducidos y simbólicos como el que ha organizado la Comunidad Judía de Madrid junto con el Centro Sefarad-Israel y el Ayuntamiento de Madrid, que se celebrará el próximo lunes 14 de diciembre para el encendido de la quinta vela de Janucá, y que contará con la presencia del alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida.

Durante Janucá, se intercambian regalos y se comen dulces típicos como los sufganiot, una especie de buñuelos fritos rellenos. El juguete típico es el sebibon, un tipo de peonza que se regala a los más pequeños y que recuerda con una leyenda el milagro del Templo. Janucá también recuerda el solsticio de invierno, cuando la luz comienza a vencer a la oscuridad.