Compartir
Twitter

Michael Jauernik, un hombre de 71 años y nacionalidad alemana, acusado de haber robado tres bancos, empleó 20 horas en su alegato de defensa final antes de ser condenado a 12 años por un tribunal.

Cuando tomó la palabra, Jauernik se mostró muy disperso y divagó durante horas contando anécdotas de su vida criminal y de su rutina diaria. Tras 20 horas de monólogo, un juez del tribunal de distrito de Hamburgo le interrumpió y le condenó a 12 años y medio de prisión en relación a tres atracos a bancos cometidos entre 2011 y 2018, durante uno de los cuales disparó a un empleado, informó ‘The Guardian’.

El juez aseguró que interrumpió al condenado por “divagar en exceso”. Durante su eterna declaración, Jauernik aseguró ser “más inteligente e inteligente que cualquier empleado de la policía criminal” y entre otra cosas habló de las sentadillas que realizaba a diario en prisión y de las maratones que corrió cuando estuvo en libertad.

Jauernik comenzó a robar bancos en la década de 1970 y cumplió varias condenas. En los años 80 ganó cierta notoriedad cuando fue conocido com el “ladrón de los jueves” por retener al personal de varias sucursales antes de la hora de cierre dicho día de la semana.  El condenado justificó sus robos al insinuar que atacó a instituciones financieras corruptas.

“No robé supermercados ni a personas mayores”, alegó.