Compartir
Pixabay

Un niño de nueve años ha sido acusado este martes de la muerte de cinco personas cuando prendió fuego de manera intencionada a una autocaravana el pasado mes de abril, en el condado de Goodfield, en Illinois, Estados Unidos.

Los hechos se remontan al 6 de abril de 2019 cuando una autocaravana, que se encontraba aparcada en el parque móvil de Timberline, estalló en llamas. El fiscal del condado de Woodford, Greg Miner, no reveló la identidad del muchacho, como tampoco el motivo por el cual prendió fuego al vehículo, y tampoco si tenía relación con las víctimas. Miner ha presentado cinco cargos de homicidio en primer grado, así como dos cargos de incendio intencional y uno de incendio intencional agravado. El fiscal informó que, debido a la corta edad del niño, fue muy complicado decidirse por la acusación de homicidio en primer grado, pero a su vez, afirmó que se trataba del crimen más grave cometido en el condado.

Las víctimas, dos adultos y tres niños de corta edad, una de ellas de apenas un año de vida,  fallecieron por inhalación de humo. Los bomberos lograron rescatar a una mujer de 27 años y a su hijo pequeño, informa ‘pjstar.com’