Quantcast

Trucos para aliviar el picor en la zona baja

Es algo normal sentir picor en la zona baja. De hecho, alguna vez en la vida a todas las mujeres nos ha pasado que sufrimos alguna especie de infección vaginal, y es que la aparición de hongos, la existencia de parásitos intestinales o la adquisición de bacterias, así como resequedad o dermatitis, es algo que nos puede ocurrir por las causas más inverosímiles, hasta una posible deficiencia de vitaminas la puede provocar.

Los síntomas que lo acompañan

Los síntomas que lo acompañan

No hemos podido evitar, por mucho que nos empeñemos, sentir un incómodo y molesto picor en el área de la vagina que, normalmente, viene acompañado de una irritación general en esa área, y sólo por haber utilizado un baño que no haya estado en buenas condiciones de higiene, y hasta por usar ropa demasiado justada, y pensamos que la única solución es ir al médico para que nos ponga un tratamiento con medicamentos.

Los remedios caseros

Pero hoy te vamos a mostrar que existen algunos remedios que puedes poner en práctica en casa, para sentir alivio en ese picor que se presenta en la zona baja, y que, a veces puede acabar con ello, siempre que la causa no requiera de una tratamiento clínico, y, en todo caso, nos puede aliviar los síntomas y los puedes adoptar como rutina para cuidar tu higiene íntima.

Ahora bien, si este tipo de picor en la zona baja es constante y aparece con demasiada frecuencia, nuestro consejo es que hagas una cita con el ginecólogo para que te examine y ordene la realización de los exámenes correspondientes, para poder saber de qué clase de infección se trata y pueda indicarte cual es el tratamiento que sea el más adecuado, porque en ese caso lo que necesitarás es tratar la causa y no los síntomas, para que la infección desaparezca.

Después de haber acudido al ginecólogo

Una vez que ya fuiste a la consulta del ginecólogo y estás segura de cuál es la clase de infección que tienes, estarás tomando un tratamiento para ello, pero en caso de que todavía sientas picor en la zona baja, necesitas ayudarte de algunos remedios caseros que te ayudarán a sobrellevar la incomodidad de los síntomas, en particular si son hongos que pillaste en la piscina.

Utiliza el yogur

Utiliza el yogur

Consumir yogur en tu dieta diaria aporta muchos beneficios, porque es un probiótico que te aportará bacterias buenas para el organismo, con propiedades que lo hacen antibacteriano, antiinflamatorio y antifúngico natural, lo que también viene bien para minimizar el escozor y el picor. Igualmente, se trata de un producto natural para ayudar en los casos de candidiasis, cuya efectividad es bien conocida.

Para utilizar el yogur cuando tienes picor en la zona baja, lo que debes hacer es lavarte bien las manos con suficiente agua y jabón, y aplicar el yogur directamente sobre el área afectada, o puedes utilizar un tampón previamente sumergido en yogur y colocártelo en la vagina, y volver a lavarte las manos bien.

Verás cómo el alivio se presenta casi de inmediato y deja que el yogur actúe por unas dos horas, y luego retirar el tampón o el yogur, lavándote con abundante agua tibia o fresca y un jabón que sea especial para la zona íntima o que tenga pH neutro. La recomendación es hacerlo dos veces al día, hasta que el picor desaparezca.

Una infusión de salvia

La salvia posea propiedades antisépticas, antiinflamatorias y antibióticas y es excelente para aliviar el picor de la zona baja. Lo que debes hacer es hervir en agua varias hojas de salvia por diez minutos, hasta que esté lista la infusión y cuela el líquido. Ahora déjalo enfriar y con la infusión líquida procede a lavarte el área afectada por unos minutos dos veces al día.

Hay dos métodos para ello, lo puedes hacer por medio de irrigación o puedes colocar la infusión en la bañera con un poco de agua para realizar baños de asiento, pero asegúrate de que la bañera esté desinfectada. Dependiendo del método que vayas a utilizar, la recomendación es que prepares diariamente entre uno y dos litros.

El ajo es un gran aliado

Todos conocen las propiedades antibióticas, antibactereógicas y antifúngicas y si lo quieres usar para tratar el picor en la zona baja, debes pelar y machacar tres dientes de ajo y hervirlos por diez minutos, luego cuela el líquido y cuando se enfríe, hasta lavados en el área afectada una vez al día por una semana.

Si tienes aceite de ajo, puedes usarlo aplicándolo directamente en el área del picor dos veces al día hasta que la molestia desaparezca, siempre lavándote muy bien las manos antes y después de la aplicación.

El aceite esencial del árbol de té

El aceite esencial del árbol de té

Se trata de uno de los remedios naturales que más se conocen para prevenir y combatir las infecciones causadas por las bacterias y los hongos, porque es un antiinflamatorio, antibacterial y antifúngico natural.

También puedes utilizar lavados vaginales de agua con este aceite, en una proporción de diez gotas de aceite en un litro de agua y vierte el líquido frio en el área afectada, o realizar baños de asiento usando la misma proporción. Otra opción es que te coloques compresas empapadas en esta mezcla, para dar toques en el área irritada en la que sufres del picor.

El poleo menta

Se trata de una planta que tiene una excelente función antiséptica y te ayudará con el picor en la zona baja. Lo que debes hacer es hervir treinta gramos de poleo menta en agua caliente, cuélala y déjala enfriar y realiza unos lavados del área irritada dos veces al día o colócatela con gasa o una compresa con suaves toque sobre la misma.

La manzanilla tiene buenos efectos

Efectiva en el alivio de las irritaciones en la zona íntima, es calmante, antiséptica y antiinflamatoria, y el modo de emplearla es con baños de asiento. La proporción es de una cucharada de hojas y flores de manzanilla cada 200 mililitros de agua y déjala hervir por unos diez minutos.

Ahora cuélala y cuando esté muy tibia, realiza un baño de asiento, cubriendo toda el área afectada por unos 15 o 20 minutos, pero no te seques cuando te levantes, deja que actúe por unas dos horas y luego lávate con mucho cuidado.

Prueba con el vinagre de manzana

Prueba con el vinagre de manzana

Alivia el picor y desinflama, y el modo de usarlo es empapar una gasa o una compresa en el vinagre de manzana, aplicándolo con suaves toques en el área irritada, pero si te escuece, puedes rebajar el vinagre de manzana con agua previamente hervida y deja que actúe entre 1 y 30 minutos, luego lávate normalmente.

Si quieres usar este método en un baño de asiento, la proporción es de cinco cucharadas de vinagre de manzana por cada litro de agua.