Quantcast

Loreto Panadero, responsable del departamento de Igualdad de Edutedis Consultoría, explica todos los detalles sobre los Planes de Igualdad para empresas

La paridad entre hombres y mujeres en el mundo laboral es una meta que todavía está siendo perseguida.

En los años 2019 y 2020 se han logrado avances importantes en el campo de la ley gracias a los Reales Decretos publicados, los cuales promueven la igualdad de trato y de retribución para ambos sexos.

Debido a estos cambios legislativos, el Plan de Igualdad en España ha pasado a ser de obligado cumplimiento para algunas empresas, en función de su número de empleados y otras características. Además de implementar este documento, los negocios deben crear un protocolo de prevención del acoso sexual y por razón de sexo, y para ambos casos, muchos están acudiendo a empresas como Edutedis Consultoría, que les permite acertar en la implementación del nuevo reglamento con todas las garantías de cara a una futura posible inspección de trabajo. 

Las características de un Plan de Igualdad

El Plan de Igualdad consiste en una serie de medidas aplicadas para erradicar la discriminación por sexo en los sitios de trabajo. Para obtenerlo, una agencia con especialistas en Igualdad, como es el caso de Edutedis Consultoría, debe hacer un diagnóstico de la situación y determinar qué aspectos existentes necesitan ser corregidos. Los ámbitos laborales revisados son recursos humanos, formación y promoción, política retributiva, prevención de acoso sexual, medidas de conciliación o condiciones de contratación.

Dependiendo de las condiciones de la empresa, el plan puede tardar entre 6 meses y 1 año para estar listo, a raíz de ello, es recomendable solicitarlo lo antes posible. Este plan se ha vuelto obligatorio para los negocios con más de 50 trabajadores. Por el contrario, el protocolo de acoso, junto al registro retributivo, es un deber para todas las empresas, sin excepciones por número de personal.

¿Cuáles son las ventajas de tener un Plan de Igualdad?

Desde el año 2021, se realizan inspecciones en los lugares de trabajo por parte de las autoridades laborales. Por ello, la ausencia de un Plan de Igualdad puede resultar en sanciones de miles de euros. Loreto Panadero, Responsable del departamento de Igualdad de Edutedis Consultoría, defiende que el fin último de estos planes es garantizar una igualdad de trato entre distintos sexos en el entorno laboral, pero la realidad es otra muy diferente. La principal motivación para muchas empresas es evitar sanciones administrativas, que pueden ser de hasta 6.250 € en caso de considerarse graves y de 187.515 € si son muy graves.

Asimismo, la experta indica que las reglas de paridad entre sexos ayudan a brindar mayor protección a los empleados en riesgo de discriminación, especialmente a las mujeres. Esto mejora el ambiente de trabajo, lo que aumenta el compromiso y la productividad del equipo a largo plazo. De igual manera, una empresa que está en el marco de la ley tiene mayores probabilidades de acceder a contratos públicos y licitaciones.

El Plan de Igualdad y el protocolo de acoso tienen el propósito de convertir a las empresas en espacios seguros y justos, donde hombres y mujeres tengan los mismos derechos. La aplicación de este tipo de documentos y planes supone un paso más hacia la consecución de la igualdad en el entorno empresarial.