Quantcast

SF Motors explica en qué consiste el renting a encargo

Para comprar un coche, han surgido nuevas alternativas en España que no implican necesariamente la adquisición de un vehículo nuevo o financiado por una entidad financiera bancaria.

El renting a encargo es una de las opciones más seguras con las que una persona puede adquirir un vehículo de ocasión de forma fiable, ya sea por un límite de tiempo o comprarlo de forma definitiva.

En esta línea, SF Motor ha creado un servicio donde ofrecen un sistema de financiación, tipo renting por encargo, donde el cliente puede elegir el coche que mejor se adapte a sus necesidades personales y económicas, ajustando así sus pagos mensuales, donde, además, se ofrecen otros servicios complementarios que garanticen el funcionamiento del coche.

¿Qué es un renting de encargo?

El renting de encargo es una modalidad que ha cobrado fuerza en el territorio español. Se trata de una especie de alquiler donde se firma un contrato de cesión que puede durar de uno a cinco años. El pago mensual del alquiler dependerá del tipo de coche que elija el usuario, la cantidad de kilómetros que desea y los servicios extras que quiera contratar.

Las empresas que se especializan en ofertar este tipo de servicio de renting por encargo suelen poner al servicio de sus clientes asesores profesionales que los ayuden a elegir el coche adecuado. Además, se encargan de hacer los trámites necesarios para la circulación del vehículo y el pago del impuesto.

El mantenimiento de los coches que se adquieren por método renting suelen ser cubiertos por la empresa, además de reparaciones de averías. Evalúan y contratan el seguro vehicular que mejor rentabilidad le dé al cliente.

Los beneficios de optar por el renting a encargo

Aquellas personas que se han decidido por un servicio de renting pueden escoger entre una gran variedad de marcas y modelos de coches y en algunos casos solicitar un coche con condiciones y características específicas.

La empresa a la que se contrata el servicio se encarga de la documentación reglamentaria para que el coche pueda circular sin ningún tipo de problema, además de la contratación de la póliza del seguro, lo que implica un ahorro de tiempo y de dinero al cliente, ya que los pagos del seguro están incluidos en la mensualidad del coche.

Algunas empresas ofrecen un servicio preventivo de coche, lo que quiere decir que si el coche que se ha contratado debe entrar al taller, el cliente dispondrá de un coche sustituto para que pueda movilizarse. Los servicios de reparación y mantenimiento corren por parte de la empresa, ya que muchas disponen de talleres propios para la revisión y los cambios regulares.