Quantcast

Los Bomberos rescataron a unas 200 personas durante las inundaciones en Tarragona

El consejero de Interior de la Generalitat, Joan Ignasi Elena, ha informado este martes de que los Bomberos de la Generalitat rescataron a unas 200 personas durante las inundaciones en Tarragona del pasado miércoles, según ha explicado en un comunicado la Conselleria.

En el informe sobre las actuaciones y afectaciones por las inundaciones del Montsià y Baix Ebre (Tarragona), han manifestado que el Sistema d’Emergències Mèdiques (SEM) atendió a decenas de personas, y que entre Protecció Civil de la Generalitat, Cruz Roja y los ayuntamientos se refugió a 87 personas en diferentes centros de acogida.

Durante los días posteriores a las inundaciones, Protecció Civil y los ayuntamientos afectados «han mantenido un importante dispositivo con más de 100 voluntarios de protección civil y ocasionales de diferentes puntos del territorio para limpiar viviendas, calles e infraestructuras».

RESPUESTA RÁPIDA Y COORDINADA

La respuesta por parte de los servicios de emergencias fue rápida y coordinada «para poder priorizar las actuaciones más urgentes», como los rescates de personas en situación de peligro o asegurar los servicios e infraestructuras en peligro.

Ante las previsiones del plan Inuncat, Bombers de la Generalitat desplegaron y coordinaron un centro de Mando Avanzado en el parque de bomberos de Amposta (Tarragona), «para coordinar la respuesta operativa in situ» para resolver incidencias, priorizar y garantizar la seguridad en las actuaciones.

EMERGENCIAS

El teléfono de emergencias 112 atendió 711 llamadas de ciudadanos alertando de 527 incidencias, y en el momento de máxima afectación, 17.646 abonados del Montsià y el Baix Ebre se quedaron sin luz.

Se cortaron las principales vías como la AP-7, la N-340 y otras secundarias, y también se interrumpió la circulación ferroviaria.

DAÑOS MATERIALES

En Alcanar (Tarragona) se llegaron a acumular 60 centímetros de agua en las aceras de las calles y todos los sótanos y aparcamientos se inundaron, «llegando a más de 2 metros de altura».

En Las Cases d’Alcanar las inundaciones llegaron a 1,5 metros de altura, «provocando la inundación de toda la parte antigua del núcleo urbano», y a causa de las inundaciones, desapareció un tramo del vial paralelo a la línea marítima.

En Ulldecona (Tarragona) se inundaron algunos locales como la Biblioteca, el Ayuntamiento, el Pabellón municipal y el polígono industrial, entre otras afectaciones.