Quantcast

La patronal de grandes almacenes y sindicatos pactan una subida salarial del 2%

La Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (Anged), que engloba a empresas como El Corte Inglés, Carrefour o Ikea, entre otros, y los sindicatos han alcanzado y suscrito este miércoles un acuerdo para el nuevo convenio sectorial, que tendrá una vigencia de dos años (2021 y 2022) y afecta a unos 230.000 empleados, tras pactar una subida salarial del 2% en este periodo, según han informado fuentes sindicales.

El convenio será transitorio y estará vigente hasta el 31 de diciembre de 2022 por la necesidad de adaptar el sector al nuevo escenario, perfilado tanto por las modificaciones legislativas como por los nuevos hábitos de consumo de los clientes cuya tendencia hacia el comercio ‘online’ se ha acelerado durante la pandemia.

Uno de los mayores escollos durante la negociación ha sido la subida salarial, ya que la patronal inició las conversaciones con la propuesta de la congelación salarial para todo el periodo, pero que finalmente se ha cerrado con una subida de forma fija un 2% en los dos años de vigencia de este convenio.

Otro de los temas de la negociación fue el desarrollo de los trabajos específicos de ‘ecommerce’ en domingos, que se ha reducido finalmente en cinco domingos, frente a los 23 propuestos por la patronal. Además, el procedimiento de adscripción se basará en la voluntariedad y las personas que realicen esta tarea percibirán un incremento del 30% sobre el salario diario más un día de recuperación.

En este convenio se incluyen nuevos derechos sociales como el teletrabajo, que será retribuido con 25 euros por mes, la desconexión digital, el registro de igualdad retributiva y el aumento de las licencias retribuidas en días hábiles.

Desde CCOO reconocen que con la firma de este convenio se dota al sector de «herramientas necesarias para llevar a cabo una transición digital justa». Además, el sindicato valora de «forma positiva» que el sector haya demostrado capacidad de adaptación al cambio y que haya entendido que esta transición debe hacerse teniendo en cuenta a las plantillas.

Por su parte, el secretario general del sindicato Fetico, Antonio Pérez, cree que este convenio se «convierte en un escudo laboral en el peor momento de crisis económica mundial debido a la pandemia, donde no se ha perdido derechos y se han mejorado tanto los salarios como los derechos sociales».

«Además la venta ‘online se convierte en una oportunidad demantenimiento de empleo, y de adaptación de personas trabajadoras a trabajos distintos a los que se podrán adscribir de forma voluntaria y con un pago suplementario», ha subrayado.

Desde el sindicato Fasga, que destaca el mantenimento de un «empleo estable y de calidad», consideran que con la rúbrica de este convenio se construyen «los cimientos necesarios para fortalecer un sector que, no solamente es de presente, sino que será más fuerte de cara al futuro».