Quantcast

Canarias exige que el Pacto de Asilo europeo no dé la espalda a la Comunidad

El presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, ha reclamado este martes que en las islas haya “una sola voz” para gestionar la crisis migratoria que padece el archipiélago y que el Pacto de Asilo de la UE “sea más justo” y no dé la espalda, porque la propuesta actual es “inaceptable”.

En el discurso de su primer ‘Debate sobre el Estado de la Nacionalidad’, ha comentado que “se cometió un error” después de la crisis de los cayucos en 2006 al desmantelar los recursos de emergencia para la atención temporal de estas personas y entiende que “es necesario tener esa red de emergencia temporal siempre disponible para poder reactivarla cuando sea preciso” y que no se vuelva a dar la “situación lamentable” que se vivió en el muelle de Arguineguín.

En esa línea, ha dicho que también “sería un error” pretender que haya infraestructuras indefinidas en Canarias que “condenan a los migrantes” cuando en realidad no quieren quedarse en las islas porque su objetivo es llegar al continente europeo.

No obstante, ha señalado las soluciones “no pueden salir solo de Canarias” y pasan por negociar países de origen y tránsito para evitar el impulso migratorio; incrementar la vigilancia con los máximos acuerdos de cooperación en materia de seguridad; efectuar las deportaciones conforme a la ley, derechos humanos y acuerdos con países de origen y tránsito; activar las derivaciones y el tránsito reglado de quienes pueden moverse a otros puntos del continente; y dar una acogida digna, mientras no se aclare su situación administrativa.

Torres ha reconocido los errores y deficiencias del Gobierno central -han hecho autocrítica– pero ha dejado claro que la política migratoria se decide “en otros foros”, en Estrasburgo y Bruselas, por lo que deba haber “corresponsabilidad obligatoria” entre territorios.

Ha comentado que en la actual crisis migratoria lleguen más niños, niñas y mujeres, con casi 2.600 en acogida por parte de la comunidad autónoma, valorando que todas las fuerzas políticas hayan admitido el uso de hoteles para la acogida.

No obstante, ha apuntado que la atención de todos estos menores “es imposible, además de inaceptable, que la afronte solo una comunidad”, pues los recursos para este año se agotaron en febrero.

“Ni voy a permitir que Canarias asuma en soledad la gestión de la crisis migratoria ni vamos a tolerar que miren para otro lado quienes deben implicarse en la respuesta que esta crisis merece”, ha apuntado, condenando igualmente los bulos y discursos de odio que hay sobre la migración.

En esa línea, ha dicho que el fallecimiento de la niña migrante de Malí, de tan solo dos años, debe “remover” la conciencia de la sociedad.