Quantcast

El RACE y Ponle Freno avisan de los riesgos de las distracciones al volante por el WhatsApp

El Real Automóvil Club de España (RACE) y la plataforma Ponle Freno, la acción social impulsada por Atresmedia, han advertido de los riesgos que conllevan en materia de siniestralidad vial las distracciones al volante por el uso de aplicaciones de mensajería instantánea como WhatsApp y han apostado por la formación y las mejoras tecnológicas para ponerle freno.

Así lo han indicado este miércoles los representantes de estas organizaciones, que han comparecido ante la Comisión de Seguridad Vial del Congreso de los Diputados con ocasión del programa de trabajo sobre la Estrategia Española de Seguridad Vial 2021-2030.

En concreto, el presidente del Real Automóvil Club de España (RACE), Carmelo Sanz de Barros, ha explicado que, «hace muy poquito», las distracciones al volante se centraban en el uso que se hacía del móvil para hablar exclusivamente.

«Hoy en día nos encontramos con nuevos motivos de riesgos derivados, entre otros, de la manipulación del teléfono mientras se conduce para hacer uso de las aplicaciones móviles o de las redes sociales, chatear, etcétera», ha señalado.

«Nuestro reto estará, en este sentido, en hacer usuarios responsables mediante la formación vial, en cómo emplear correctamente las novedades en el ámbito de las comunicaciones, de tal forma que los usuarios sean conscientes de los riesgos que un uso inadecuado de las mismas pueden comportar», ha manifestado el presidente del RACE.

Javier Olave Gabarre, en representación de la plataforma Ponle Freno (Atresmedia), ha puesto de manifiesto que ahora mismo la causa más grande de accidentes que hay en España son los WhatsApp, «es la distracción al volante por los teléfonos móvil». Así, ha defendido la necesidad de impulsar que la tecnología al volante se limite y que el coche «anule el WhatsApp».

Respecto a las nuevas formas de movilidad, el presidente del RACE ha destacado que «han venido para quedarse» y ha reclamado «las mismas responsabilidades y las mismas obligaciones» para todos los usuarios de la vía, independientemente del medio que se utilice. Además, ha puesto de relieve la necesidad de incluir la formación vial en las distintas etapas educativas.

Para el representante de Ponle Freno, «las grandes patas» son la formación y la pedagogía. «Este punto es en lo que peor estamos en España con diferencia. Tenemos que conseguir que la gente quiera aprender seguridad vial y, sobre todo, tenemos que conseguir que a nuestros niños les formen en el colegio, en educación vial», ha destacado Olave.

Según ha señalado, los vehículos personales son «un problema creciente, a lo bestia». Olave ha considerado que los medios tienen que hacer pedagogía sobre el uso de patinetes, bicicletas, etc. «Muchas veces tratamos de hacer pedagogía con el vehículo poderoso, pero hay que enseñarle también al vulnerable que, por su propio bien, tiene que comportarse con educación», ha indicado.

En cuanto al pago por uso de las vías, Sanz de Barros ha manifestado que la posición del RACE es «muy clara» y es que «todo lo que lleve al usuario a pagar más afecta a la gente que más necesidad tiene», aquella que «no se puede comprar un coche nuevo de última generación» o la que «no puede pagar un peaje» que se va a una vía secundaria donde existe «la mayor incidencia de siniestralidad».

Además, el presidente del RACE se ha mostrado partidario del uso de badenes reductores de velocidad en zonas específicas como colegios, siempre y cuando estén «bien señalizados y bien iluminados», pero ha defendido que hay otras medidas «mucho más interesantes y menos arriesgadas».

Sobre el uso de chalecos con airbag entre los motoristas, ha reconocido que en la actualidad son «caros» y que es un problema de oferta y demanda, por lo que ha apostado por fomentar e incentivar el uso de estas nuevas tecnologías para así lograr unos precios más acomodados.

Olave, de su lado, se ha referido también a la instalación de bloques de hormigón para delimitar los carriles de la calzada por los que antes de la pandemia circulaban coches y ahora los peatones. «Me parece que es una medida bienintencionada, pero que se ha realizado de una manera que es atroz», ha declarado, para después advertir del peligro que supone para los motoristas y agregar que deberían ser retirados «inmediatamente».

Por otro lado, ha pedido diferenciar entre violencia vial y «de lo que es una pequeña indisciplina» y ha defendido que «los actos de violencia tienen que ser perseguidos y condenados, como en otros órdenes de la vida».

Durante su intervención, el presidente de honor de la Fundación para la Seguridad Vial (Fesvial), Luis Montoro González, ha puesto de relieve que es «preciso» actuar «de manera rápida, urgente y sin dilación» sobre la siniestralidad de los grupos vulnerables (peatones, ciclistas y motoristas).

De este modo, Montoro González ha abogado por impulsar campañas de información y formación, así como acciones específicas para estos grupos. «Iluminar un paso para peatones significa poder evitar el 25 por ciento de los accidentes de tráfico», ha argumentado.

El presidente de honor de Fesvial considera, además, que hay que actuar «de manera más contundente» sobre los factores de riesgo y el uso de sistemas de seguridad. «Hay un pequeño grupo de factores de riesgo –por este orden, distracciones, velocidad, alcohol y drogas– que, en mi opinión, están causando de manera directa o indirecta aproximadamente el 70 por ciento de los accidentes de tráfico», ha agregado.

Finalmente, en relación con el permiso de conducir por puntos, ha puesto de relieve que es necesaria su actualización y revisión. Considera que es el momento de hacer «cambios», como modificar el catálogo de infracciones.