Quantcast

¿Estás esperando un bebé? No te olvides de estas prendas

Tener un bebé es algo que implica momentos muy especiales llenos de nuevas emociones e ilusiones. Por supuesto, dentro de toda esta felicidad, también hay ciertas cuestiones prácticas que hay que tener en cuenta, y entre ellas está la de las prendas que serán necesarias tanto para ti como para el bebé, y que formarán parte de la canastilla que prepararéis para el hospital.

Todas estas cosas podrás encontrarlas en Bamboo, una tienda online especializada en la primera puesta del bebé, la canastilla y la ropa premamá. Allí tienen una amplia variedad de conjuntos para la primera puesta que incluyen arrullo, camiseta batista, conjuntos, manoplas y gorros.  

La canastilla para el hospital: las prendas imprescindibles

Estas son las prendas que no pueden faltar en la canastilla que lleves al hospital. En cualquier caso, es muy importante que sean cómodas y fáciles de poner y de quitar.

Para la madre

  • Camisón lactancia: como seguramente ya sabrás, es un camisón como cualquier otro, pero con la excepción de que está diseñado de tal forma que se facilita el descubrir el pecho para que tu bebé tome la leche materna.
  • Al menos un par de zapatillas.
  • Una bata.
  • Dos o tres sujetadores de lactancia y bragas desechables postparto (aproximadamente una docena).
  • Una o varias camisetas portabebés: estas camisetas son realmente innovadoras y también pueden servir como camisetas de lactancia. Son aptas para bebés de hasta 7 kilos y es una forma perfecta de estar piel con piel con tu hijo. Además, resultan muy prácticas, pues también pueden liberar tus manos. Encontrarás tanto de manga larga como corta.
  • Ropa amplia para salir del hospital, pues evidentemente la barriga todavía no habrá desaparecido cuando llegue ese momento.

Para el bebé  

Ten en cuenta que la ropa que lleves para el bebé además de cómoda para él también tiene que ser fácil de poner y quitar. Por norma general, deberás cambiarlo dos veces al día de ropa, así que procura también que las prendas de esos primeros días no lleven lacitos o botones (mucho mejor velcro o automáticos). Cuanto más sencillas, mejor. Así podrás cambiarlo sin molestarlo demasiado.

  • Primera puesta bebé: esto incluye diferentes mudas. Por ejemplo, bodies, baberos, gorritos de lana o de algodón (fundamentales para mantener el calor del niño), camisetas o pañaleras.
  • Una toquilla o arrullo para cogerlo. Si es verano, lo ideal es una muselina.
  • Unos cinco pijamas tipo pelele (es muy importante que los pies del recién nacido estén cubiertos). En el caso de que alguno de los pijamas no sea así, incluye también unos calcetines de algodón.
  • Son recomendables un par de sabanitas y alguna mantita para que el recién nacido se vaya adaptando a la temperatura ambiente.

Como habrás visto, solamente es cuestión de ir adquiriendo y preparando poco a poco todas estas prendas para que cuando llegue el día esté todo listo para que tanto tu comodidad como la de tu bebé estén aseguradas. Así solamente tendréis que preocuparos de vivir esos momentos tan especiales disfrutando de esta nueva etapa.