Quantcast

Concursantes de OT que apuntaban a estrellas y han sido un fiasco total

En la tele todo parece muy bonito. Sobre todo en “OT”, donde se cuidan mucho de presentarlo todo como magnífico y fantástico. Eso pasa con sus cantantes. Brillan mucho sobre el escenario del programa, algunas veces por méritos propios, y otras simplemente por puro marketing. En los más de diez años que lleva “OT” en antena lo hemos visto en muchas ocasiones. Concursantes que apuntan maneras, que parece que tienen talento pero una vez que salen de la academia…

Todo se desinfla. Artistas que están en la ola los primeros meses después de “OT”, sacan un disco, actúan en las fiestas patronales de algún pueblo y luego caen en el olvido. O peor aún, resulta que son un fiasco y su supuesto talento no era tal. Era solo el humo que nos vendían desde la pantalla los profesores de la academia y el jurado de “OT”. Aquí algunos casos de burbujas musicales que, al final, cayeron por su propio peso.

Mario Álvarez

Este ovetense, que hoy tiene ya 35 años, resultó ganador de la edición de “OT” emitida en el año 2009. Tenía solamente 23 años en aquel entonces, y ya cargaba a sus espaldas con una amplia experiencia como músico de orquesta y en pequeñas bandas de pop. Parecía que convertirse en ganador del concurso iba a abrirle de par en par las puertas de la gloria, pero la realidad fue bien distinta.

A día de hoy, reconozcámoslo, apenas nadie se acuerda de Mario Álvarez más allá de los fans incondicionales del programa. Álvarez lanzó varias canciones desde entonces y es vocalista de la “Orquesta Panorama”, una de las más importantes del Principado de Asturias. Pero nada que ver con una estrella de la música nacional ni nada que se le parezca.