Compartir

No es la primera vez que una campaña publicitaria acaba siendo retirada por el mal gusto que han empleado los creativos y que la marca ha autorizado.

De momento el spot no ha sido retirado pero es muy probable que ocurra en las próximas horas dada la gran polémica que ha generado.

El anuncio en cuestión promociona una cadena de hamburgueserías belga llamada Bicky Burger. En los carteles se puede ver cómo un hombre golpea a una mujer al descubrir que ha apostado por la competencia.

“¿De verdad, una falsa Bicky?”, exclama el agresor mientras propina un golpe a una mujer. En el texto que acompaña el anuncio en las redes sociales la empresa se pregunta si “alguien más merece un gran castigo”.

Sólo en Bélgica durante 2017 fallecieron 38 mujeres por violencia machista.