Compartir

Un hotel en Inglaterra cobró a un huésped algo más de 60.000 euros por tomarse una cerveza.

Peter Lalor se encontraba en el bar del hotel Malmaison, en Manchester, Reino Unido, disfrutando de dos de sus pasiones: el cricket y la cerveza. Tras acabar de ver el partido, Lalor solicitó la cuenta a una camarera.

“No tenía mis gafas cuando me presentó la factura por la cerveza”, tuiteó el comensal, “y cuando tuvo algunos problemas con la máquina, no pensé mucho en ello, pero finalmente se resolvió. Dije que no quería un recibo y se fue”.

Cuando revisó la factura, por la que debía haber abonado 5.50 libras, descubrió que le había cobrado 55.000 libras, unos 62.000 euros al cambio. “Tenía un presentimiento extraño y pregunté: ‘¿Cuánto pagué por esa cerveza?’ La chica del bar miró el recibo y dijo: “¡Dios mío!”, y se mostró un poco reacia a mostrarme la factura”, escribió.

Tras hablar con uno de los gerentes del hotel, éste reconoció su error y le prometió que arreglaría el desaguisado. Sin embargo, no fue tan fácil. El banco había autorizado el pago, además de cobrarle un plus de unos 1.500 euros por la transacción.

“Realmente es desconcertante que tanto Visa como nuestro banco permitan que dicha cantidad se cobre sin cuestionarse”, continuó con su mensaje.

Por su parte el hotel ha prometido estudiar el caso para darle una solución.

“Hemos estado en contacto con Peter para disculparnos y asegurarnos de que esto se resuelva lo más rápido posible”, aseguraron los responsables del hotel que continúan intentando reponer su garrafal error.