Quantcast
miércoles, 28 octubre 2020 3:48

Bartomeu ultima su plan para acabar con Quique Setién

En el FC Barcelona se desató un infierno tras el 2-8 que le endosó el Bayern Múnich. No es que antes no vivieran instalado en él, pero los resultados maquillaban la situación y todos decidieron mirar para otro lado. Sin embargo, tras confirmarse que el conjunto catalán acabó la temporada sin ningún título en las vitrinas por primera vez desde el 2008, la idea es sacudir todo los estamentos de la entidad, pero desde ya. Aunque, como ocurre, siempre la soga se romperá por la parte más floja y obviamente esa es la de Quique Setién; porque se da por descontado que el cántabro no continuará en el banquillo culé y ya Josep Maria Bartomeu habría elegido a su remplazo.

Para el presidente del conjunto blaugrana la primera maniobra es salir del técnico santanderino. Si bien se plantean adelantar las elecciones, la idea principal es tapar todos los agujeros posibles y el del entrenador es el que más rápido necesita un parche. Muchos nombres han surgido para tomar el relevo de Setién, pero ya apareció un tapado que puede solventar todo el temporal que ya está cayendo en el Barcelona. Ese no es otro que un viejo conocido como Robert Moreno.

Robert Moreno es la opción de Bartomeu

El entrenador puede ser el tapado del Barça

Desde la dolorosa eliminación en Champions hay varios entrenadores que suenan con fuerza. Los más añorados son Xavi Hérnandez y Pep Guardiola; pero el primero está comprometido con el precandidato Víctor Font y el segundo no tiene planeado salir del Manchester City. Es por eso que el nombre que ya se maneja en toda la prensa de Barcelona como el favorito es el de Mauricio Pochettino. No obstante, dentro de la plantilla y a parte de la dirigencia no le atrae mucho la idea del argentino, por eso el nuevo elegido podría ser un Robert Moreno que ya conoce a varios jugadores de este equipo.

Según los medios, el técnico catalán ahora no está activo y le caería como anillo al dedo a un equipo que necesita un cambio rápido. Esto debido a que Robert Moreno ya dirigió en el Barça como segundo entrenador de Luis Enrique. Primero lo acompañó en el Barcelona B, de 2008 a 2011; y luego lo hizo con el primer equipo, entre el 2014-2017. Su experiencia como blaugrana puede darle ese plus que le termine dando un puesto en el que ninguno de los candidatos termina de gustar.

La plantilla tendrá que opinar

Moreno conoce a varios de la plantilla

Aunque es cierto que puede ser la mejor opción entre las que son viables, el error de Bartomeu volvería hacer darle más poder a la plantilla dejando que opinen sobre si debe elegir al exseleccionador de España o no. Pero como no se quiere cometer el mismo error que con Setien, el mandatario tomará en cuenta la palabra de los capitanes del equipos para ver si el segundo de uno de sus antiguos entrenadores estaría bien visto dentro del equipo.

Además, al no ser el único cambio que prometió el presidente azulgrana, al técnico catalán puede tocarle la difícil tarea de decidir quienes serán los que permanezcan o no. Por ahora, los tiempos en el Barça están muy revueltos y al hablar de los futbolistas imprescindibles solo figuran Messi, Ter Stegen y De Jong. Robert Moreno llegaría en un momento tan turbio, que hasta el propio presidente podría quedar fuera. Tendrá que tomar decisiones complicadas, pero conocer a la plantilla realmente lo puede ayudar en este club que vive un momento de incertidumbre total.

Comentarios de Facebook