Quantcast

España «gana» en pobreza y le adelantan varios países europeos en riqueza

Atrás quedaron esos tiempos en los que España superaba a Italia e iba incluso con convicción a por Francia. Es cierto que eran los «felices años» pre crisis de 2008, y sobre todo en nuestro país ya sabemos que estaba todo sujeto por pies de barro. Sin embargo, las cosas no iban nada mal, si lo comparamos con la situación actual: nuestro país suma más y más pobreza, mientras que otros países europeos le van superando en PIB per cápita.

Es cierto que España sigue siendo cuantitativamente la cuarta economía del euro, una vez que Italia recuperara su tercer puesto. Pero en cuanto a riqueza y calidad de vida, medida en renta per cápita, nada menos que 16 países de la Unión Europea le superan. Y no pensemos solo en países nórdicos o del norte de Europa, sino en pequeños países mediterráneos como Chipre, o bálticos como Estonia, la última en adelantarnos hace pocos días. Otro dato: en apenas 5 años, cuatro países del euro han superado a España en PIB per cápita: Eslovenia, Chipre, Malta y ahora, Estonia. Lituania ya está al acecho.

ESPAÑA PIERDE PESO

Y lo hace tanto económica como políticamente, al margen de si van de la mano en alto grado o no. La lista de problemas endémicos de nuestro país asustan tanto, que de poder tener solución, es complejo determinar por donde se podría empezar: un paro que parece imposible bajar del 10%, y aún así estaría lejos de la media europea del 6%; una deuda creciente e imparable, sobre todo pública, que es la más nociva (Japón, por ejemplo, tiene una deuda sobre el PIB de más del 200% pero mayoritariamente privada), un envejecimiento de la población de los más altos e intensos del mundo; una productividad cada vez menor; una presión fiscal y burocrática cada vez más fuerte…

ESPAÑA ES LA ÚNICA ECONOMÍA DESARROLLADA QUE NO HA RECUPERADO EL NIVEL PRE PANDEMIA

Mientras, otros países incluso con gobiernos de izquierdas como Portugal, van en la dirección contraria, disminuyendo deuda, atrayendo capital humano y empresarial y apostando por el valor añadido, incluso con ventajas fiscales propias casi de paraísos fiscales. Hasta Italia, que emula muchos de los males españoles que hemos enumerado, esta renaciendo, dejando más lejos aún a España por el retrovisor e incluso acercándose a Francia y Alemania.

Y es que el PIB italiano es ya un 1,8% superior al nivel previo a la pandemia, superando los datos de franceses y alemanes. En cambio, España sigue un 2% por debajo. Somos, de hecho, la única economía desarrollada que no ha recuperado aún el nivel pre pandemia, ni se espera conseguirlo hasta finales de 2023 o 2024.

España y la pobreza creciente

LO PEOR, LA POBREZA CRECIENTE

Pero todo esto son al final datos macroeconómicos que, aún muy malos, podría no suponer una clase baja numerosa, o que esa clase baja al menos no pasara apuros desde el punto de vista de lo que es el umbral de la pobreza en los países desarrollados. Pues aquí también los datos son preocupantes: según un informe de la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social en el Estado Español (EAPN-ES), casi 5 millones de personas en España viven ya en situación de pobreza severa, lo que supone más del 10% de la población.

Según precisa EAPN-ES, el umbral de renta para considerar que un hogar estaba en pobreza severa en 2021 era de 6.357 euros por unidad de consumo al año, es decir, que cada persona debe sobrevivir con menos de 278 euros mensuales para el caso de una familia con dos adultos y dos menores, y con menos de 530 euros mensuales si vive sola. Resulta «especialmente preocupante» la situación de los hogares monoparentales pues el 26,2% se encuentra en situación de pobreza severa.

LA POBREZA SEVERA SE CEBA EN LAS FAMILIAS NUMEROSAS

Algo superior es el dato de familias numerosas, ya que el 27,2% de las personas que viven en hogares con tres o más niños, niñas o adolescentes, están en pobreza severa, cifra que casi multiplica por tres los datos registrados en el resto de los hogares. Por otra parte, el informe revela que más de 1,2 millones de personas en España tienen empleo y, al mismo tiempo, están en pobreza severa.

Por comunidades autónomas, destacan las altas cifras de pobreza severa en Canarias, Andalucía y Extremadura, con porcentajes que oscilan entre el 12,5% y el 16,8% del total de su población. Por el contrario, las cifras más bajas se registran en País Vasco, Navarra y Cantabria, con valores entre el 4% y el 6%.