Quantcast

Rolling Stones: las canciones más míticas de la banda

Quien diría que este grupo, al que alguna vez bautizaron con el nombre de Sus Majestades Satánicas, seguiría deleitándonos décadas, tras décadas, permaneciendo juntos, a pesar de los problemas, las adicciones, las dolencias de salud y todo lo que conlleva la vida que hacen los grandes grupos de rock and roll.

En este artículo queremos recordar no sólo el trabajo, sino las particularidades de este grupo tan singular, compuesto por cuatro caballeros británicos que aún con una edad avanzada se mantienen y unen filas por los suyos, como ocurrió cuando Keith Richards tuvo que ser atendido médicamente por haber recibido un trauma en la cabeza tras caerse de un cocotero. ¿A que ese dato no lo sabías? Sigue con nosotros para que te enteres de otras cosas.

¿Dónde se conocieron Mick y Keith?

¿Dónde se conocieron Mick y Keith?

Fue en octubre de 1961, cuando estos dos músicos se encontraron por casualidad en la estación Dartford, en el sur de Inglaterra. Keith Richards iba con su guitarra hacia la escuela de arte y Mick Jagger llevada unos discos e iba a tomar el tren hacia la ‘London School of Economics’.

Vistos los gustos musicales, Keith le preguntó por los discos y Mick lo invitó a que se pasara por un pub donde éste iba con frecuencia a escuchar música. Así nació una amistad unida por el amor a la música y un año después nacerían los Rolling Stones con su primer concierto.

Mientras Richards y Jagger tocaban juntos en sitios menos prestigiosos, conocieron a Charlie Watts, en quien reconocieron a un genio de la batería que estaba muy por encima de ellos, musicalmente hablando. Fue pasando el tiempo, tocando aquí y allá, hasta que se toparon con Brian Jones, quien puso un aviso en el que decía que estaba buscando músicos. Keithh y Mick respondieron, y luego tuvieron que convencer a Charlie para que se les uniera.