Quantcast

Ford Almussafes no ve suficiente la «contención» e insiste en bajar salarios un 10%

La dirección de Ford Almussafes y los sindicatos han vuelto a reunirse este viernes para tratar de alcanzar un acuerdo que atraiga la producción de los modelos eléctricos de la compañía. La empresa no ve suficiente la «contención salarial» que estaría dispuesta a asumir en los próximos años UGT –sindicato mayoritario– e insiste en que para garantizar el futuro de la planta es necesario bajar un 10% los salarios, reducir las vacaciones en una semana y ampliar 30 minutos cada turno de trabajo. Se trata de unas condiciones que UGT está «lejos de asumir», ha explicado el sindicato tras el encuentro.

De este modo, la duodécima reunión de negociación concluye sin acuerdo, a menos de una semana para que termine el plazo, el 27 de enero, para presentar a la multinacional un la propuesta que haga que Almussafes produzca a partir de 2025 los nuevos modelos eléctricos de la firma, una carga de trabajo que se disputa con la factoría alemana de Saarlouis.

Después de que este jueves UGT abriese la puerta a aceptar una «contención salarial» durante los próximos años que desbloquee el acuerdo para la electrificación de la factoría valenciana, si se recuperan después los valores en torno al IPC, la dirección convocó a los sindicatos a una nueva reunión este viernes a las 15.00 horas.

Durante la reunión de hoy, la dirección de la fábrica valenciana ha manifestado que la «contención salarial» no basta para garantizar a la plantilla entre 12 y 15 años más de trabajo gracias a la electrificación. Su postura se centra en que es necesario bajar el salario un 10%, reducir vacaciones en una semana y ampliar 30 minutos cada turno de trabajo.

Sobre este punto, fuentes del sindicato mayoritario han confirmado que están «lejos de asumir» estas condiciones, y han explicado que el único punto en común en la negociación ha llegado cuando UGT ha planteado que estaría dispuesto a asumir un acuerdo a cuatro y cinco años vista, «siempre condicionado a la adjudicación de vehículos eléctricos», en el que UGT aceptaría «medidas de flexibilidad».

La organización sindical ha añadido que está pendiente de recibir respuesta a una petición que efectuó para reunirse con la dirección de Ford en Europa.

Más allá de UGT, STM-Intersindical ha explicado que mantiene su negativa ante cualquier «recorte, ya sea de derechos o salarial», postura que comparten CC.OO. y CGT. Por su parte, este último sindicato ha intentado entregar a la compañía una propuesta para negociar el acuerdo, pero «la empresa se ha negado» a aceptarla «diciendo que solo está dispuesta a hablar de sus peticiones», según han informado fuentes de este sindicato.

Sindicatos y dirección volverán a reunirse el próximo lunes, 24 de enero, para tratar se avanzar en el acuerdo y presentar una propuesta antes del día 27.